Cachivache Media Season Finale

Tomado de Cachivache Media 

Cuando comenzamos a pensar en una revista tuvimos claro desde el comienzo que este no podría ser un proyecto infinito. Las cosas infinitas tienden a fosilizarse, a volverse aburridas, y una de las premisas de pensarnos Cachivache Media era que tenía que ser divertido. A poco más de año y medio de lanzada, vemos con una mezcla de orgullo, placer y miedo que la publicación ha alcanzado un punto de crecimiento imposible de sostener por nuestro pequeño equipo. Ha sido uno de esos casos en que las aspiraciones y sueños comienzan a hacerse realidad y sobrepasan nuestra capacidad de procesarlos.

Necesitamos hacer un alto para repensar los caminos, considerar los procesos y tomar fuerzas para seguir. Estamos en ese punto del juego en el que llevamos nuestro personaje al máximo nivel, completamos todos los desafíos y conocemos el mapa como la sala de nuestra casa, y es necesario esperar una expansión para lograr nuevos retos. Seguimos buscando maneras de hacer mejor periodismo y de presentar las historias en los formatos más innovadores posibles; seguimos comprometidos en hablar de las relaciones entre cultura, tecnología y sociedad.

Han sido 18 meses desafiantes, llenos de retos y gratificaciones, en los que confirmamos nuestras sospechas: que habían lectores para los temas que queríamos abordar, que habían buenas historias y personajes invisibilizados o poco atendidos, que habían debates importantes que sostener sobre los usos e impacto social de las tecnologías en Cuba.

Agradecemos a la comunidad de lectores que con sus comentarios, críticas y sugerencias convirtieron la publicación en un espacio colaborativo. Agradecemos asimismo a los 72 autores publicados en Cachivache Media. Recibir sus textos, editarlos y publicarlos ha sido una de las grandes alegrías de este viaje. Gracias por depositar su confianza en nosotros y acompañarnos en esta experiencia.

Emprender un proyecto como Cachivache Media ha sido lo mejor que nos ha pasado en la vida. Es por eso que no miramos su culminación con tristeza sino con los ojos puestos en cómo podemos aprovechar lo aprendido en los futuros proyectos que inevitablemente vendrán. Entendemos Cachivache Media como la arrancada, la mecha de una explosión de la que saldrán otros emprendimientos fruto de esta experiencia que nos ha permitido crecer profesional e intelectualmente. Como escribiera Yohandry Manzano en un hermoso texto que publicamos, “this is our last song”. Nos vemos a la vuelta, para seguir hablando de cultura, tecnología y sociedad en Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *