¡Se acabó el tiburoneo! ¿Te casarías conmigo?

Ceremonia de casamiento en WoW. Imagen: darkwowforever.deviantart.com

Por: Félix Manuel González Pérez (Tomado de Cachivache Media)

Fue en aquel instante cuando él entendió que hay decisiones que te cambian la vida. O al menos una de las vidas. Decisiones irremediablemente correctas que trastocan con violencia el presente y el futuro. O al menos uno de los presentes y los futuros.

Cuando ella entró en la capilla con aquel vestido blanco de bordes dorados, elaborado con madeja de tejido mágico, hilo de seda grueso y lejía, él reconoció que había hecho lo correcto.

Ella, sin desprenderse todavía de aquella apariencia indomable, caminó descalza hacia el altar con aplomo de guerrera. Él, la esperó nervioso y meditabundo, como quien quiere apurar su suerte.

Era de día dentro y de noche afuera. Eran la Tierra y algún otro mundo. Eran La Habana y Stormwind, y una pareja irónicamente perfecta: un caballero y una pícara.


Quizás estamos demasiados acostumbrados a la idea de las almas gemelas, esa necesidad impetuosa de buscar “la pareja perfecta”, el “amor de la vida” como algo único. Pero seamos cínicos. En un planeta con cinco continentes habitados por más de siete mil millones de personas, que hablan seis mil idiomas diferentes y profesan más de cuatro mil religiones ¿cuál es la posibilidad real de encontrar “el alma gemela”, en los escasos veintisiete mil días de vida que como promedio tiene un ser humano para caminar sobre la tierra?

¿Qué pasaría si a estas estadísticas añadimos los géneros, las orientaciones sexuales, los estereotipos, el racismo, las fobias, las discriminaciones y todas las demás variables que complican incuestionablemente esta búsqueda? Si eres del bando de los románticos, hazte un favor y no respondas. Si militas en el grupo de los pesimistas, la pregunta es retórica.

Pero imagina que, caprichosamente, tu “alma gemela” se encuentre en otro mundo. Quizás en un plano más etéreo. ¿Menos real? ¿Sería inaudito encontrar “el amor de la vida” en un mundo virtual? ¿Quizás en un videojuego? Hay personas que lo consideran muy normal.


Crowned recreó la misma rutina de casi todas las tardes: se preparó algo de comer en lo que encendía su ordenador y se conectaba a SNET. Abrió el TeamSpeak, los foros en los que habitualmente se encuentran sus amigos y el World of Warcraft (WoW), su videojuego preferido.

Pero aquel día un mensaje en el foro de RoG (Republic of Gamers) alteró su ritual. Era una nota corta y escrupulosamente precisa. Un post que seguro hubiese desatendido de no ser por la singularidad de su encargo: “Somos de la Alianza. Ya compramos el anillo y el vestido. Necesitamos un sacerdote para casarnos”.


Félix González (F.G.): ¿Es raro, o mal visto por la comunidad, que la gente quiera casarse dentro de un videojuego?

Crowned: “Para nada. Muchas parejas de jugadores se conocen dentro de videojuegos en la red y después deciden casarse cuando llevan un tiempo de relación y se conocen a fondo. Casarse es solo una experiencia diferente que la gente recrea cuando siente ganas de llevar las cosas al próximo nivel. Hay quienes incluso vuelven seria la relación y después llevan su compromiso a la vida real.

Cuando uno visita la página oficial del World of Warcraft en Facebook, puede ver con bastante regularidad a personas que postean fotos y agradecimientos a los creadores del videojuego porque les permitieron encontrar la pareja con la que piensan compartir ‘el resto de la vida’”.

F. G.: ¿Entonces casarse en este mundo virtual es algo normal?

Crowned: “Sí, bastante. Por ejemplo yo, que todavía no tengo mucha experiencia oficiando bodas, ya he casado a dos parejas.

Lo curioso no es el hecho de casarse. Eso es normal. Lo más interesante es que el juego no te brinda esa opción. Esta es una actividad inventada completamente por los usuarios.

En otros videojuegos de la red como el RPG Aion la opción de casarse si está habilitada, pero en el WoW no es así. Las personas lo hacen porque quieren, pero el juego no está diseñado para eso.

Como tampoco está diseñado para que los personajes tengan relaciones sexuales entre ellos. Cuando alguien quiere tener sexo con otro , lo que hacen es quitarle la ropa a los dos avatars, acuestan uno en el piso, colocan el otro encima y empiezan a repetir una rutina de agacharlo y levantarlo, como simulando la penetración. Pero esto solo tiene un propósito de entretenimiento, no es igual que cuando uno se casa”.

F. G.: ¿Por qué casarse se considera una actividad “más seria”? ¿Qué beneficios supone casarse dentro del videojuego?

Crowned: “El beneficio más importante es que se acabó el tiburoneo (flirteo de los hombres con las mujeres). ¡Cuando tú te casas es cero tiburoneo! A partir de ese momento los dos hacen todas las misiones juntos, entran a los BG (battlegrounds) juntos y comparten toda la experiencia del juego como una pareja”.

F. G.: ¿Qué hace falta para casarse en el WoW?

Crowned: “Es muy sencillo. Primero necesitas el anillo y el vestido de bodas, pero eso lo puedes comprar con oro o hacerlo tú mismo si tienes habilidades de alquimia. Y después buscar un amigo que tenga un personaje de clase priest (sacerdote) o un pala (paladín) para que oficie la ceremonia. Estas dos clases son, por sus poderes y su apariencia, lo más parecido a un cura en la vida real.

También hace falta alguien con el carisma y la seriedad para oficiar la ceremonia. Si esa persona no se lo toma en serio, entonces todo va a ser una farsa y una burla.

Todas las ciudades tienen por defecto una capilla adornada con flores, cortinas, estandartes y ese tipo de cosas que las convierten en el lugar ideal para la boda, aun cuando, como hemos dicho, el videojuego no tiene habilitada esa acción.

Entonces decides el día y la hora, invitas a tus amigos más cercanos, o las personas de tu hermandad, los que siempre hacen las misiones contigo, para que asistan. Al final lo que hace todo el mundo es simular que vomitan mientras transcurre la ceremonia, pero igual es una experiencia súper simpática que no hace daño, sino que alegra el ambiente”.

F. G.: ¿Las parejas siempre son heterosexuales o existe la posibilidad de que detrás de un personaje femenino haya un hombre, oviceversa?

Crowned: “Cuando uno lleva algún tiempo en el videojuego es capaz de darse cuenta cuando un hombre está manejando un personaje femenino, porque se comportan diferente, empiezan a hacer boberías y a molestar a los demás jugadores.

“De las más de setecientas personas que juegan World of Warcraft de forma simultánea en SNET, aproximadamente doscientas son mujeres y todas son muy serias, quizás porque siempre se piensa que por ser mujeres están en desventaja dentro del juego, lo cual no es real.

“Casi todas las mujeres de la Horda son elfas de sangre, porque son las más femeninas. También hay alguna no-muerta pero son menos. Y en la Alianza escogen mucho a las mujeres-lobo, las panda, las enanas. En la mayoría de los casos hay un criterio estético detrás de la selección”.


Aquel día Crowned se despojó de su rol de capitán de una hermandad de 786 personas y se puso el traje de sacerdote. Se paró con tranquilidad frente aquella horda errática e inquieta, que tomaba cerveza y vomitaba sin reparo, y le preguntó a la extraña pareja si se aceptaban en la riqueza y la pobreza, en la salud y la enfermedad, en la dicha y la desgracia, ¿hasta que la (des)conexión los separe? Y ellos, sabiendo que su relación depende incluso de la electricidad, aceptaron.

Era de día dentro y de noche afuera. Eran la Tierra y aquel otro mundo. Eran La Habana y Stormwind y un matrimonio irónicamente perfecto: un caballero y una pícara.

(Actualizado a las 14:21 el 08/05/ 2017).

5 thoughts on “¡Se acabó el tiburoneo! ¿Te casarías conmigo?

  1. Jejeje muy buena entrada, una vez de pasada por Stormwind en el server de los JC vi uno de esos eventos no oficiales, mucha gente bailando, unos borrachos y, la pareja con su traje solo que no recuerdo quienes eran (no tuve mucho chance de quedarme a disfrutar porque levelear era prioridad #1) 😉

  2. Bueno no es primera vez que leo o esucho de bodas en el Wow, no se los demás pero yo las entiendo perfectamente se puede?? caro que sí!!!

  3. “Si eres del bando de los románticos, hazte un favor y no respondas. Si militas en el grupo de los pesimistas, la pregunta es retórica.”
    BOSS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *