Radiografía de un torneo de Dota

Dota 2

Por Félix Manuel González Pérez (Tomado de Cachivache Media)

Es la una de la mañana del 27 de agosto y el torneo continúa. Se juega el último partido de la final del evento DotA Cuba 2016 y ninguno de los presentes está dispuesto a perderse los detalles. Los competidores y algunos de sus familiares están en la sala de juego, alrededor de las mesas, como en una fogata de ordenadores. Hay un silencio sepulcral. Solo se escucha el sonido de teclados y mouses siendo presionados más de 300 veces por minuto.

En el patio del Estudio de Kcho en Romerillo todavía queda gente viendo las partidas en una gran pantalla del proyecto XBlue, que se hizo cargo de parte de la producción de manera gratuita. Ya no hay música porque los vecinos llamaron a la policía. Hay gente que solo entiende de carnavales,y esto es un videojuego. Del otro lado del mundo más de 700 personas están viendo el torneo en vivo a través de Twitch. Es un día memorable. Por primera vez en la historia los cubanos entraron a Steam. Por primera vez en la historia se está jugando desde Cuba Defense of the Ancients (DotA 2) en Internet.

La previa

Organizar un torneo de deportes electrónicos en Cuba no es fácil. Si al desconocimiento del fenómeno por parte de las instituciones le sumamos la escasez de recursos para el montaje y desarrollo de eventos que combinan los ambientes físicos con los entornos virtuales, la tarea se complica.

En agosto de 2015 la Fábrica de Arte Cubano (FAC) acogió el torneo En la Habana Dota 2 Arena, competición que se desarrolló sin grandes contratiempos. A pesar de la gran cantidad de asistentes al evento, algunos problemas de infraestructura y otras complicaciones propias de un lugar que no está específicamente diseñado para este tipo de actividades acabaron exigiendo un cambio de locación.

Los capitalinos cines Yara y Riviera fueron anfitriones de sendos torneos posteriores: el juego de las estrellas de FAC y el Open TP. Ambos teatros se llenaron como si se tratase del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Las condiciones eran óptimas. Las salas estaban climatizadas, el audio era impecable, los jugadores estaban ubicados en cabinas que aislaban el sonido, y todo el público podía disfrutar de las partidas sentado en cómodas butacas.

A dos semanas del torneo todavía no había un lugar para celebrarlo. Pero entonces Kcho ofreció las instalaciones de su estudio en Romerillo y puso a disposición de los jugadores la poderosa conexión a Internet habilitada en su proyecto, y el panorama cambió de color.

24 de agosto: el día antes

El estudio de Kcho en Romerillo parece un pedazo de otro planeta. Un invernadero de arte en medio de una turbulenta esquina de la civilización. Un proyecto comunitario que resiste los trajines de un paradero de ómnibus. Un lugar lo suficientemente atractivo y atrevido para acoger un torneo de deportes electrónicos.

El patio del estudio tiene una fuente, una cafetería, una sala de navegación y un pequeño teatro. Hay palomas blancas en los techos y los aleros. Obras de arte en el suelo, en los árboles, en las mesas, en las paredes. Hay mucha gente usando la wifi. La wifi libre es un arte.

Encima del local donde se jugará puede leerse –en letras grandes, de colores– GOOGLE+Kcho.MOR. Las paredes, como las palomas, son blancas y tienen incrustados los imagotipos de Facebook, Twitter, Instagram, Firefox y otras muchas herramientas de la web 2.0. En la pared derecha hay una bandera cubana y un retrato de Fidel.

Dentro del local todo está cuidadosamente ordenado. Las escasas ocho computadoras con que cuenta el grupo DotA Cuba están en una esquina, mientras llegan unas mesas donde colocarlas. Hacen falta al menos doce computadoras más para poder desarrollar la competición, sin contar las que se necesitan para que los espectadores puedan ver el juego.

Todo el mundo está llamando por teléfono para solicitar ayuda inmediata con el préstamo de los ordenadores. Muchos jugadores se comprometen a traerlos y bajan un poco las tensiones.

Cuando se juntan las primeras diez computadoras, la red se habilita y el grupo se dispone a probar la conexión a Steam. Los programadores de DotA Cuba crean las cuentas y modifican la interfaz del juego. Hay que priorizar la rapidez por encima de la calidad. El conocimiento que han adquirido montando servidores de videojuegos en redes como Snet, les ha otorgado la habilidad necesaria para ejecutar códigos en la plataforma y adaptarla a nuestras condiciones de conectividad. Después de un rato y unas cuantas frustraciones, los programadores logran engañar a Steam y el juego corre como si se ejecutara desde Europa.

A la página de Facebook llegan mensajes de gamers cubanos que viven en todas partes del mundo. La mayoría ofrece su ayuda para transmitir por Twitch en caso de que surja algún problema. En medio de la avalancha de comentarios hay alguien que escribe: “Es del carajo, en Cuba no tenía el dinero para conectarme a la red y ahora que tengo Internet entonces no tengo a mis amigos”. Son más de las doce de la noche y todo parece estar listo para empezar en unas horas.

DotA Cuba 2016 abre las puertas

A las diez de la mañana del 25 de agosto, primer día del torneo, ya hay bastantes personas en el patio del estudio de Kcho. Muchos vienen a conectarse a Internet, pero el grupo más grande está ahí por el torneo. Unos y otros se miran como si alguno de ellos estuviera fuera de lugar.

Por entre el tumulto circulan unas listas donde los usuarios escriben susnicknames para participar en combates en la modalidad de uno contra uno. Muchos se anotan porque no se conforman con solo mirar a los otros jugar.

Los primeros en llegar fueron los integrantes de los equipos de otras provincias. El conjunto de Pinar del Río, Team Bross, y el de Ciego de Ávila,Eternity, vinieron con su manager y se costearon el transporte y el alojamiento. Algunos incluso trajeron sus computadoras y las pusieron a disposición del evento.

El equipo de Ciego de Ávila es el de menor promedio de edad y el actual campeón del último torneo disputado en Camagüey, para muchos el más grande y mejor organizado de Cuba. Los Galaxy de Matanzas, presentes también en la competición, saben lo que es llegar a las etapas finales de esa lid en varias ocasiones. Pero los equipos de La Habana se sienten superiores y se lo hacen saber a sus contrarios. Incluso hay quien se exalta y grita sin reparos que “el DotA no es para orientales”. Ojalá los chinos no lo oigan.

Entre el público se divisan varias mujeres. De hecho, en las fases clasificatorias en Snet, un equipo que tenía una mujer de capitana derrotó a los subcampeones de Fábrica, los DieorCry y los privó de asistir al torneo.

 En el equipo de Pinar del Río hay un muchacho en silla de ruedas que vino con toda su familia. Riqui, como sus amigos lo llaman cariñosamente, defiende en su equipo la línea del medio, una de las más grandes responsabilidades que un jugador de DotA puede tener, y lo hace muy bien. Los deportes electrónicos se tratan de inclusión, desenfado e integración sin importar género, raza, religión o condición física.

El público se acomodó casi completamente en el pequeño teatro, porque en el patio el sol es implacable. Después de un rápido sorteo queda establecido el organigrama de la competición y comienzan los enfrentamientos.

El proceso de selección de los héroes en el DotA es una amalgama de estrategia y pericia. Con más de 100 héroes, las combinaciones en equipos de a cinco son inmensas. Los jugadores se funden a tal punto con sus avatares que terminan sufriendo una metamorfosis del hombre en criatura y de la criatura en código binario.

Inesperadamente, los equipos de provincia derrotaron a los de La Habana, uno por uno. Los Galaxy eliminaron a los Frog Hunters y los Planeteers, mientras que el Team Bross de Pinar del Río sacó de la competencia a losCrazy Gaming y los Infinity Gaming, los favoritos de la capital. Todas las esperanzas de La Habana descansaron en los DK Reborn.

Por un momento el DotA Cuba 2016 parecía una serie nacional de beisbol de los últimos años. Un choque que empezó siendo entre equipos de DotA, terminó por convertirse en un duelo entre provincias y una cuestión de orgullo vernáculo, respondiendo a las mejores tradiciones chovinistas.

Los Galaxy le ganaron el primer enfrentamiento a los DK, pero los habaneros, después de una terapia de grupo, encontraron la calma y lograron la victoria definitiva para pasar a la final.

La final, el final

El inicio de la final del DotA Cuba 2016 coincidió con el cierre de la Copa de Verano (o Summer Cup) de Starcraft: Heart of the Swarm. Ambos torneos se realizaron simultáneamente por un interés de los organizadores (el Grupo DotA Cuba y la Liga Habanera de Starcraft) de diversificar las propuestas y hacer más inclusivo y extensivo el uso de videojuegos en Cuba.

Cuando se efectuó la premiación de la Summer Cup, podían distinguirse entre el público una Queen of Pain y una Legion Commander tan bien diseñadas que parecían reales. Mucha gente aprovechó la oportunidad para tomarse fotografías con las muchachas de Habana Cosplay, que también habían encantado con su arte el pasado año en Fábrica.

La final tuvo su momento de show. Se presentaron los equipos y cada uno de los capitanes deseó suerte a su contrario con los dedos cruzados.

El primer juego de la final fue una masacre. Los Eternity mostraron un juego despiadado que puso contra la pared a los DK y los dejó sin oportunidades. El equipo de La Habana se mostraba errático y dubitativo en cada movimiento y sus héroes morían con exagerada facilidad. Aquel primer playfue una clase de DotA impartida por cinco muchachos que no llegaban a los 20 años de edad.

Ante un público parcializado, no había una sola persona en aquel recinto que apoyara al equipo de Ciego de Ávila excepto ellos mismos. Y eso parecía ser suficiente para los Eternity.

Los otros tres partidos fueron diferentes. Los DK se mostraron seguros y enseñaron un juego estratégicamente superior. Los habaneros infundieron miedo a sus rivales; los Eternity perdieron la concentración y el torneo en la madrugada del 27 de agosto. Un saludo amistoso y un “nos vemos en diciembre en Camagüey” dejaron pactada la revancha.

Todo el mundo se despide y el estudio en Romerillo empieza a llenarse de paz. A las dos de la madrugada todavía hay gente conectada a Internet. En el parque, frente al estudio, hay un gran grupo que conversa y juega dominó. Una voz de entre la gente pregunta si al final ganó La Habana o Ciego de Ávila. Cuando escucha la respuesta, grita para todo el barrio: ¡Olvídate de eso, La Habana es La Habana y lo demás es bobería! ¡Industriales campeón, hasta que se seque el malecón!

2 thoughts on “Radiografía de un torneo de Dota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *