Cachivache Media Season Finale

Tomado de Cachivache Media 

Cuando comenzamos a pensar en una revista tuvimos claro desde el comienzo que este no podría ser un proyecto infinito. Las cosas infinitas tienden a fosilizarse, a volverse aburridas, y una de las premisas de pensarnos Cachivache Media era que tenía que ser divertido. A poco más de año y medio de lanzada, vemos con una mezcla de orgullo, placer y miedo que la publicación ha alcanzado un punto de crecimiento imposible de sostener por nuestro pequeño equipo. Ha sido uno de esos casos en que las aspiraciones y sueños comienzan a hacerse realidad y sobrepasan nuestra capacidad de procesarlos.

Necesitamos hacer un alto para repensar los caminos, considerar los procesos y tomar fuerzas para seguir. Estamos en ese punto del juego en el que llevamos nuestro personaje al máximo nivel, completamos todos los desafíos y conocemos el mapa como la sala de nuestra casa, y es necesario esperar una expansión para lograr nuevos retos. Seguimos buscando maneras de hacer mejor periodismo y de presentar las historias en los formatos más innovadores posibles; seguimos comprometidos en hablar de las relaciones entre cultura, tecnología y sociedad.

Han sido 18 meses desafiantes, llenos de retos y gratificaciones, en los que confirmamos nuestras sospechas: que habían lectores para los temas que queríamos abordar, que habían buenas historias y personajes invisibilizados o poco atendidos, que habían debates importantes que sostener sobre los usos e impacto social de las tecnologías en Cuba.

Agradecemos a la comunidad de lectores que con sus comentarios, críticas y sugerencias convirtieron la publicación en un espacio colaborativo. Agradecemos asimismo a los 72 autores publicados en Cachivache Media. Recibir sus textos, editarlos y publicarlos ha sido una de las grandes alegrías de este viaje. Gracias por depositar su confianza en nosotros y acompañarnos en esta experiencia.

Emprender un proyecto como Cachivache Media ha sido lo mejor que nos ha pasado en la vida. Es por eso que no miramos su culminación con tristeza sino con los ojos puestos en cómo podemos aprovechar lo aprendido en los futuros proyectos que inevitablemente vendrán. Entendemos Cachivache Media como la arrancada, la mecha de una explosión de la que saldrán otros emprendimientos fruto de esta experiencia que nos ha permitido crecer profesional e intelectualmente. Como escribiera Yohandry Manzano en un hermoso texto que publicamos, “this is our last song”. Nos vemos a la vuelta, para seguir hablando de cultura, tecnología y sociedad en Cuba.

Gonzalo Frasca: “El opuesto del aburrimiento no es la diversión, es el desafío”

Gonzalo Frasca en la Fábrica de Arte Cubano. Foto: Fernando Medina.

Por: Félix Manuel González Pérez (Tomado de Cachivache Media)

“Los videojuegos enseñan mejor que la escuela”. Esa fue la frase que salió del pecho de Gonzalo Frasca durante las charlas TED en Montevideo en 2012, el año en que supuestamente debía acabarse el mundo.

Cinco años después, su conversatorio se ha convertido en uno de los famosos de la historia en español. Frasca es uno de los principales teóricos de los videojuegos a escala mundial.

Seguir leyendo

Tonia, la lotería que nunca va a llegar

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por Alberto C. Toppin (Tomado de Cachivache Media)

Dice Buena Fe, en una de sus tantas canciones, que arreglaría el barrio si se sacara la lotería. O sea, si obtuviera, así de la nada, suerte mediante, unos muy felices millones de dólares. Como si eso sucediera en Cuba. Como si tamaña suma de dinero cayera de tan solo estar sentado, a veces frente a un ordenador, esperando.

Aunque Tonia Ahmed lo cree. A medias, porque no está en Cuba, ni siquiera en América. El jueves 29 de junio, cerca de las 9 de la mañana hora de La Habana, ha utilizado una cuenta de Hotmail para contactar a algunas personas por correo electrónico. Se tomó la increíble molestia de escribir apenas catorce palabras para saludar, invitar a que le respondan y mencionar que ha extraído la dirección electrónica de los destinatarios de sus respectivos perfiles en LinkedIn.

Maldito LinkedIn. Maldito Microsoft. Seguir leyendo

Henri Cartier-Bresson en Cuba

Por Erian Peña Pupo (Tomado de Cachivache Media)

La Habana, 1934. Henri Cartier-Bresson (1908–2004) arriba al muelle habanero y el calor tropical lo obliga a comprarse un jipijapa. A esta hora –piensa– en algún restaurante del Montparnasse lluvioso y surrealista, Joséphine Baker canta silvestremente J’ai deux amours al ritmo acompasado del charlestón. En un bar cerca del puerto, una victrola esparce el contagioso son Échale salsita de Ignacio Piñeiro y el Septeto Nacional, y por un momento, Cartier-Bresson cree reconocer en la canción que escucha por primera vez, compases rítmicos similares a los que en París y New York canta como nadie Joséphine Baker. Seguir leyendo

La vuelta al rollo

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por Alejandra Angulo Alonso (Tomado de Cachivache Media)

El arte no ha sido inmune a la explosión digital que tocó las puertas de todo lo analógico. En un mundo que se plegó con beneplácito ante el imparable desarrollo tecnológico, cabe preguntarse si la fotografía analógica sobrevive como una expresión más de lo retro, o si ha renacido como una manifestación artística que complementa lo digital.

Hemos visto, desde hace algún tiempo, como el gusto por lo vintage se vuelve inevitable. Así tenemos el retorno del vinilo, del cassette e incluso del VHS, entonces… ¿por qué no también la resurrección de la fotografía analógica? Seguir leyendo

Los libros no dejarán de existir

Fotografía: goodereader.com

Por: Heriberto Machado Galiana (Tomado de Cachivache Media)

El libro –ese objeto silencioso que a menudo nos acompaña antes de irnos a la cama, en un viaje de largas horas, o en los pasillos de una estantería oscura– posee un extenso historial de apego y salvaguarda, de personas consagradas a su perfeccionamiento útil y estético; aunque también ha habido otros que por ignorancia, temor o insidia se han opuesto a su subsistencia o progreso.

Hoy asistimos a un instante traumático en la historia de su evolución. El cambio del soporte físico –de la posibilidad de palpar un objeto único y difícilmente variable– al soporte electrónico –que se parapeta en una extraña inexistencia por el simple hecho de no ser tangible u olido– ha encontrado no pocos opositores. Un germen de conservaduría e incredulidad recorre a aquellos que tratan de mantener a contrapelo el viejo estilo de lectura. La mano en la solapa, el índice mojado para pasar la página, el olor del papel recién impreso o viejo y apergaminado.

Forjado en la vieja costumbre, con una biblioteca que rebasa los cuatro mil ejemplares, reconozco que fue incómodo adentrarme en la lectura digital. La Habana para un infante difunto, libro que, tras incesante búsqueda, no pude encontrar en formato impreso, me tomó de la mano. Más allá de goce sexual que existe en la lectura física, lo cierto es que las palabras encierran un misterio que va más allá del formato o el soporte en el que se las lea, ellas son independientes y no requieren de una vía única para involucrar, sugestionar, vencer.

Seguir leyendo

Apuntes para leer mientras se carga otra página en el navegador

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

La flor y el barco de papel presuponen la existencia de flores y barcos verdaderos, entes primarios sin los cuales resultan inconcebibles. Nadie se esfuerza en representar una cosa que no conoce. Si se acepta esta hipótesis, ¿dónde quedan los aviones de papel? ¿Desde cuándo se fabrican? ¿Acaso debieron esperar la invención de los aviones de madera o metal, trabajosa y relativamente reciente? En cuanto me hice la pregunta, quise que sí, que solo mediante la reproducción de una máquina enorme y compleja se hubiera llegado a los dobleces simples y mágicos, que se hacen en menos de un minuto. Mis esperanzas, sin embargo, fueron frustradas por una investigación rápida. Esas figuritas, con otros nombres, ya se fabricaban siglos atrás, aunque en Occidente prácticamente no se conocieran.

Mi error estuvo en aceptar, sin cuestionamientos, que a semejanza de lo que sucede con la flor y el barco, el avión de papel era tan antiguo como la propia expresión avión de papel, que implica un precedente. Un error, como otros tantos, sugerido por el lenguaje. Siempre me ha interesado diseccionar las equivocaciones de este tipo: no solo para huir de ellas y evitar esos razonamientos absurdos, que en su superficie se ven muy lógicos y por eso son peligrosos, sino porque me interesa la naturaleza del pensamiento en sí. Supongo que de vez en cuando se podrían escribir imaginaciones semejantes. Que no importe tanto su veracidad como su nivel de verosimilitud, y estudiar sus divergencias. La pregunta es a veces más importante que la respuesta. Por ejemplo, una que leí no recuerdo dónde: ¿cuántas plumas harán falta para aplastar a un hombre adulto?

Seguir leyendo

¡Te pillé Woody Allen!

Ilustración: Mayo Bous

Por Berta Carricarte (Tomado de Cachivache Media)

Hace muchos años, cuando todavía tenía televisor y sabía de cine casi tan poco como ahora, llegué a casa y vi que transmitían un documental bien interesante. Trataba sobre la historia de un joven blanco norteamericano que se había hecho famoso alrededor de los años treinta, por su capacidad de adoptar la fisonomía de aquella persona que se colocase junto a él, ya fuese viejo, gordo, flaco o musculoso; negro, indio o chino; enano, esbelto o jorobado. Aquello estaba contado en tales términos que me asombré de mi propia ignorancia respecto a la existencia de un sujeto tan célebre como Jack el destripador, o El abominable hombre de las nieves. Lo que más me impresionaba era la cantidad de material de archivo fotográfico y, sobre todo, filmográfico con que se ilustraba el documental, y la variedad de testimonios que daban fe del suceso. ¿Dónde había estado yo, tarada inculta, que nunca escuché, ni leí nada al respecto? No obstante, la jeta del personaje me resultaba un tanto familiar. Todo iba bien hasta que recibí la primera bofetada a mi inocencia: si la terapia a la que estaba siendo sometido el hombre camaleón era filmada con cámara oculta, ¿de dónde procedía ese plano imposible que mostraba, incluso, el parapeto tras el cual se ocultaba la “verdadera” cámara? Ahí mismo me di cuenta de que a ese actor lo había visto en otras películas, y esto no era más que una broma deliciosa, una boutade increíble y fascinante. Hoy Zelig encabeza cualquier justa antología sobre lo que se denomina falso documental.

Veamos cómo lo cuenta José Pablo Porras: “Zelig de Woody Allen fue un experimento en 1983 que ensanchó los límites del cine, la biografía de Leonard Zelig, un hombre camaleónico, al que su mimetismo le permite estar presente en toda serie de acontecimientos históricos, recurso que posteriormente sería tomado por Robert Zemeckis para Forrest Gump. La diferencia estriba en que “Zelig” está construida como si fuese una recopilación de documentos históricos reales con entrevistas a especialistas como Susan Sontag o Bruno Bettleheim”.

Seguir leyendo

Enemigos en la red

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por Yadira Álvarez Betancourt (Tomado de Cachivache Media)

Facebook, Twitter, Whatsap, Instagram, Snapchat, Tinder y otros sitios y aplicaciones han incrementado el acceso de todo el mundo a información privada de todo el mundo, a pesar de los filtros, los controles de seguridad y el sentido común. Un acceso temerario y fluido tiene múltiples ventajas, pero con ellas vienen responsabilidades y consecuencias: ingresar a internet o a la telefonía móvil convierten al usuario en blanco de diferentes formas de localización, registro de información y recepción de todo tipo de mensajes y contenidos.

A la pérdida de privilegios financieros, la paralización de instituciones y la eliminación o difusión no autorizada de datos, se une el acoso cibernético como una de esas consecuencias indeseadas que tiene mayor impacto en la población de a pie. El correo electrónico, las aplicaciones móviles y las redes sociales constituyen un factor sustancial en el aumento de los hechos de acoso en el mundo de hoy. No significa esto que el factor tecnológico en sí haya incrementado el fenómeno, sino que es una de las herramientas más “seguras” y expeditas para acosar libremente al garantizar el acceso, anonimato e impunidad del acosador. Seguir leyendo

De series históricas y algunas mentiras piadosas

Reign, serie televisiva que “sigue las primeras hazañas de María Estuardo”. Foto: tv.com

“El único deber que tenemos con la historia es reescribirla”

Oscar Wilde

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

Un viejo proverbio dicta que el día en que los leones aprendan escribir serán diferentes las historias de cacerías. Realmente, no lo creo tan así. Los leones, desde su perspectiva, le pondrían al asunto la excesiva épica aventurera de la que pecaban los relatos del cazador. Al final, solo sería la trama invertida de un safari, y lo sucedido en verdad quedaría perdido en la hierba alta de la sabana. Como sea, el hecho es que la Historia siempre será una falacia o, quizás, una verdad a medias.

Desde que surgió el lenguaje hasta la actualidad, el hombre no ha parado de hacer cuentos. De esta manera ha logrado postergarse en el tiempo, transmitir sus experiencias, escapar del olvido. Ese intento de perdurar en el tiempo lo conocemos como Historia.

Seguir leyendo

Del vinilo al streaming ¿buscando calidad de audio?

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: MSc. Ing. Alfonso Peña (Tomado de Cachivache Media)

Las charlas, paneles y conferencias del evento América por su Música (AM-PM), celebrado en nuestra capital en junio pasado, sirvieron de marco a la primera sesión cubana de la Sociedad de Ingenieros de Audio (AES). Muchos de los especialistas que nos visitaron compartieron sus conocimientos sobre las nuevas tecnologías y perspectivas del campo de la industria musical, algunas aún algo lejanas a nuestra realidad. Las nuevas tendencias adoptadas por la industria musical fueron magistralmente abordadas en su conferencia por el Dr. Richard Strasser, profesor del College of Arts and Media, CAM, Universidad de Denver, Colorado. Seguir leyendo

Danays Bautista: Sonríele a los desaciertos

Imagen: vimeo.com

Por Rogelio Ramos (Tomado de Cachivache Media)

Tenía cinco años cuando una bala le arrebató la visión. En 2010, la guitarrista, compositora y cantante cayó debajo de un tren en Madrid y perdió el brazo izquierdo. Con estos dos hechos podría haberse trepado a su propio abismo y llorar, quedar ahí, enquistarse; sin embargo, cada uno de los músicos que ha ido a verla se siente tocado por su risa, las ganas de vivir y, sobre todo, el arte que brota de ella. Seguir leyendo

Guía para ser un superhéroe galáctico

Imagen: masseffect.com

Por Ernesto Eimil Reigosa (Tomado de Cachivache Media)

Si algo bueno ha dado Canadá al mundo, además de Jim Carrey, Justin Trudeau y el sirope de maple, son las compañías desarrolladoras de videojuegos. Los canucks tienen dentro de sus fronteras a gigantes de la industria como la sede principal de Ubisoft, creadores de Assassins Creed, y los chicos de Bioware, maestros de los RPG, que ya más de una vez han puesto contra las cuerdas la hegemonía japonesa en este género. Además del medieval y fantástico Dragon Age y el mítico Baldur´s Gate, los de Bioware son creadores de una franquicia de ciencia ficción futurista que este 2017 cumplió 10 años, y que hace solo unos meses sacó del horno su más reciente entrega. Para los gamers que me leen: sí, estoy hablando de Mass Effect, una obra maestra, en mi modesta opinión, de este joven y discutido arte que es la creación de videojuegos.

Imagínense que ponen en una coctelera los ingredientes precisos para hacer una ópera espacial, únanle a eso poderes psíquicos, tecnología de punta y aderécenlo con sugerentes y desprejuiciadas escenas eróticas. Agiten la mezcla con fuerza y el resultado será una aventura que perdurará en la memoria de todo amante de los videojuegos de rol de acción. Las claves utilizadas por sus creadores no son nuevas. No arriesgan en lo creativo, asegurando así el éxito de ventas y el visto bueno del sector más purista de la ciencia ficción. La humanidad, haciendo gala de su curiosidad, encontró en Marte tecnología de una antigua civilización que visitó la Vía Láctea cuando los Homo Sapiens aún tenían gruesas capas de pelo que los protegían del frío glaciar. Los proteanos, como se llamaba aquella civilización, antes de extinguirse dejaron en el planeta rojo instrumentos con la capacidad de realizar viajes intergalácticos, los llamados relés de masa. Los humanos, ni cortos ni perezosos, y sin necesidad de un manual de Ikea, montaron esos relés lanzándose a la conquista de nuevos mundos, que, por supuesto, ya estaban habitados por otros seres. Cualquier cinéfilo apasionado de las películas de serie B adivinará qué fue lo que sucedió después. Si, hubo guerra, y la humanidad y parte de esos extraterrestres protagonizaron una suerte de Mars Attacks pero a la inversa. Con el tiempo, los hombres y las demás especies (asari, salarianos, krogans y turianos, entre otras) consiguieron limar asperezas, trabajar juntos y crear un bonito trasfondo multicultural con el que amenizar la trama del juego.

El personaje es totalmente ajustable desde el principio, teniendo la posibilidad de moldearlo a tu manera y escoger su historia, personalidad y sexo, aunque, eso sí, siempre se le llamará Comandante Shepard. Y a pesar de pertenecer al gremio militar se granjea nuestras simpatías al realizar heroicas hazañas para salvar a la humanidad de los Segadores, una raza alienígena superior que asume el papel de Dios en la Galaxia, decidiendo que civilización sobrevive y cual perece, en un interminable ciclo del que, aparentemente, no hay escapatoria.

Uno de los principales logros que de esta saga, cuya trilogía original tiene toques de Star Wars, Blade Runner, 2001, Una odisea espacial, es la libertad de acción y decisión dentro de los límites de lo virtual, permitiéndote solucionar situaciones de una manera pacífica, o de la forma divertida: haciendo ruido y dándole un buen puñetazo a quien te ningunee. Claro, esto no es nada nuevo, y desde hace algunos años los juegos de rol se esfuerzan por conseguir el efecto de que el jugador es el que escribe la historia, que un abanico de posibilidades le espera al comenzar una nueva partida. Las decisiones que tomamos tienen consecuencias a mediano y largo plazo en nuestro entorno, y, aunque parezca difícil de creer, todas y cada una influyen en el resultado final de la trilogía. Por ejemplo, salvar a una reina alienígena insectoide en la primera entrega puede traer dividendos positivos en la última. No es nada nuevo, cierto, pero la historia tiene una fluidez narrativa y unas justificaciones argumentativas tan creíbles que a veces se te olvida de que estás en un universo irreal, tratando de salvar la vida como la conoces de aliens con forma de cucarachas antropomorfas.

Bioware te trata como un adulto desde el primer momento, hace que te encariñes con seres virtuales, inverosímiles, y te hace sentir tristeza si uno de ellos muere en la partida. Impulsándote a rejugar la aventura para ver todos los posibles finales, todas las posibles relaciones y desbloquear todos los logros y coleccionables, que parecen estar de más, pero que son el néctar de la vida para esos jugadores, fieles como un San Bernardo, que no desinstalan el juego hasta completarlo al 100%. Las respuestas y la personalidad de Shepard, además de ser un reflejo freudiano de la del jugador, están predeterminadas por los creadores; sin embargo, la ilusión de que son tuyas, de que salen de tu boca, la impresión de que eres un cowboy espacial, a quien los malos de la historia deben temer, es tan verídica, que al final del cuento te hacen sentir que deben ponerte una medalla.

Seguir leyendo

Dad, are you in the Mafia?

Imagen: yesmovies.com

Por Adriana Marcelo Costa (Tomado de Cachivache Media)

Un oasis de horror

en medio de un desierto de aburrimiento

Baudelaire

I. Mama always said you´d be The Chosen One

Hace 4 años murió James Gandolfini. Hace 13 mataron en pantalla a Adriana (La Cerva). Hace 18 salió el primer capítulo de The Sopranos. Hace 10 terminó la serie. Entonces la TV cambió para siempre.

Seguir leyendo

La rueda inexistente: dos modelos de fin del mundo

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por Ronald Castro Noda (Tomado de Cachivache Media)

Un final es un comienzo periódico; todas las cosas que han sido están en la disposición de suceder nuevamente. El final es por lo tanto una realización más de nuestra conciencia, adherida a una serie de memorias que pueden ir desde el horror total hasta lo que podemos reconocer como placentero. El fin causa angustia o dicha según las impresiones previas, pero al igual que cuando una rama es quebrantada, en el crujido, siempre queda una expectativa que nunca se cumple; llegar al final es un proceso incompleto y eso es precisamente lo que nos hace inconformes. Las cosas no sucederán –no sucedieron– nunca como las imaginamos; el cambio, la retroalimentación del flujo del tiempo parecen virtualmente imposibles: lo que es, ha sido, y la realidad se halla aquí y ahora, razones por las cuales juzgamos el fin de cualquier cosa con una susceptibilidad contraria a nuestros juicios naturales. Seguir leyendo

Una mirada a la décima holguinera actual

Imagen: diariomayabeque.cu

Por: Yusmel Pérez (Tomado de Cachivache Media)

La décima es tradición y contemporaneidad. Más que reconocerla y preservarla como la estrofa nacional, es un espacio para la creación con infinitas posibilidades expresivas comprendidas en el aparente mínimo territorio existente entre, apenas, diez versos de ocho sílabas.

En Holguín el cultivo de la décima tiene una tradición que puede rastrearse desde los orígenes de los primeros asentamientos peninsulares de la región, sobre todo los de origen canario o isleño. Durante la segunda mitad el siglo XIX se hicieron populares las octavillas de circulación clandestina, portadoras de sátiras políticas o sobre personajes de la época, y se conocen algunos autores y cultivadores populares. Un momento cumbre fue la publicación por imprentas holguineras, en 1857, del libro Rumores del Hórmigo de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, “El Cucalambé”, su máximo exponente decimonónico. Seguir leyendo

Un café con Yamil Orlando

Por: Laura Menéndez de la Torre (Tomado de Cachivache Media)

Cada vez se hace más difícil responder a la pregunta ¿qué es arte? que me hiciera una periodista hace algunos años a las puertas de la facultad de Artes y Letras. No recuerdo bien mi respuesta de aquel entonces, o más bien olvidé la ingenuidad que me impulsó a darla, pero me queda claro que el cambio experimentado se debe, más que a la irrupción del conocimiento del posmodernismo en mi vida, a otra manera de ver y sentir el mundo que he adquirido a través de los años. Aquí radica, básicamente, el núcleo de mi respuesta a lo que es el arte, o a lo que debería serlo: la visión y el sentir del artista plasmados en una obra que pueda llegar a otras personas, el intento de transmitir un sentimiento, una pregunta, un estado.

El arte cubano contemporáneo tiene grandes representantes, tan grandes como los agujeros conceptuales con los que se tropieza el casual espectador de una que otra exposición capitalina. Desde las temáticas del racismo, la familia, la homosexualidad y la realidad cubana en general, llegamos al muy tratado tema de la diáspora, el desarraigo voluntario u obligado, la lejanía de la tierra que sentimos como nuestra. Cuando se tienen las mismas ideas ¿qué es lo que garantiza la originalidad, la capacidad de contar una historia propia sin sonar a eco? La respuesta, a mi parecer, se encuentra en el medio de transmisión, en la plataforma elegida para hacer llegar el mensaje.

Seguir leyendo

Este soy yo con la mujer que amo

Ilustración: Mayo Bous/ Cachiavche Media

Por: Yohandry Manzano (Tomado de Cachivache Media)

Voy a ponerlo fácil. Si has estado en un concierto de música conocerás ese momento que posee una suerte de efecto mindnapping. Estás tú ahí, tranquilo, en pleno disfrute, esperando el bonus track, y buena parte del público empieza a lagrimear de una u otra manera. Aquí van los bamboleos de cabeza sincronizados, elogios de los fanáticos, críticas del aguafiestas, los comentarios que no sabes si son inteligentes por defecto, los pucheros, el adiós de Granada.

Yo lo llamo el momento “This is our last song” y confieso que me gustaría estar en la otra parte del público, la que está out por el alcohol o alguna sustancia adictiva, pero sucede lo siguiente, no voy a un concierto a descubrir música y como me mantengo atento ese momento llega, quiéralo o no. Seguir leyendo

Vasili Grossman o la libertad de la novela

El escritor soviético Vasili Grossman en Schwerin, Alemania, en 1945. Foto: Study Center Vasily Grossman.

Por: Heriberto Machado Galiana (Tomado de Cachivache Media)

Transcurre el año 1942. Mijaíl Sídorovich Mostovskói, un bolchevique de la vieja hornada, se encuentra detenido en un campo de concentración alemán. El mayor Liss, al frente del campo, comprende que este no es un reo común. El trato no es diferente, Mostovskói sufre las mismas vejaciones e inclemencias que el resto de los prisioneros; solo la cercanía del mayor hace desigual el encierro del comunista. Liss sabe que puede aprender mucho del anciano, el cual entiende la estratagema y por ello recurre al silencio cada vez que es interpelado. Una noche despiertan al viejo soviet y lo trasladan hasta la oficina del joven nazi. Este insiste en hacer hablar al anciano, por ello perora constantemente para ver si lo hace salir de su mutismo. “Liss comenzó a hablar deprisa, animadamente, como si ya hubiera charlado antes con Mostovskói y ahora se alegrara de tener la oportunidad de concluir la conversación interrumpida.” El viejo continúa impasible, pero las palabras del alemán le hacen mella, por algunos instantes hasta le resultan dolorosas, opresivas:

Seguir leyendo

100 Logos: Un quiz Made in Cuba

100 Logos de Cuba.

Por: María Lucía Expósito (Tomado de Cachivache Media)

La chispa estuvo en sus mentes por meses, pero siempre temieron que alguien más estuviese emprendiendo un proyecto similar. Ellos son de los que dedican horas al hechizo del campo visual de Android Studio y tienen la costumbre de descifrar la palabra clave del acertijo para sentirse como en las películas repletas de códigos de Ron Howard.

Tras convertirse en fanáticos de los logo quiz, decidieron esta vez ser los creadores e incorporar al espectro de aplicaciones criollas una dedicada al reconocimiento de los logos. Así, con el diseño de Raiko Olivera y el código de Frank Ortíz surgió 100 logos de Cuba, el primer logo quiz cubano. Seguir leyendo

Hacia una estética diferente del video clip del verano

Fotograma del videoclip “Sabe a verano”.

Por: Cecilia González (Tomado de Cachivache Media)

“Ya llegó, ya llegó el verano. Pruébalo, esto sí es a lo cubano”. Así decían unos versos del tema de la temporada estival del año 2003 llamada “Verano a lo cubano”. Sí, porque todos sabemos que las etapas veraniegas en nuestro país vienen acompañadas de un nombre y un tema musical, con su respectivo video clip; forman parte de la regular campaña publicitaria. Los efectos de dicha campaña suelen ser efímeros, pues las estrategias de marketing para promocionar el “Verano” como fenómeno son cada vez más limitadas. Pero no son las deficiencias de la publicidad durante los meses de julio y agosto lo que ocuparán estas reflexiones, sino la concepción de los temas musicales y sus videos clips, los cuales devienen carta de presentación de cada verano.

Seguir leyendo

Los cubanos y el Llamado del Deber: muy lentos para vivir en el Oeste

Ilustración: Kalia León/Cachivache Media

Por: Félix Manuel González Pérez

Es sábado 22 de julio de 2017. El Palacio Central de Computación en la Habana Vieja, headquarter de los Joven Club, acoge desde hace dos días el primer gran torneo de Call of Duty, organizado por la Agrupación de Deportes Electrónicos de Cuba (ADEC).

En la calle hay un sol despiadado que se incrusta violentamente en la piel y los ojos. Montones de personas caminan en todas direcciones huyendo del calor, como si escapar fuera una opción. Comparado con la convulsión del Parque de la Fraternidad, el Palacio Central de Computación es tranquilo como un refugio. Dentro todo es calma y sosiego. Afuera hay un exceso de realidad. Seguir leyendo

El tiempo de los estados

Foto: Joanna Montero.

Por: Pedro Enrique Villarreal Sosa (Tomado de Cachivache Media)

A veces, gracias a las emociones fuertes que provocan los sucesos inesperados llegas a reparar en la importancia del tiempo. A pesar de que vivimos en un solo mundo hay tantas temporalidades como identidades confluyendo, porque cada uno tiene su tiempo de reconocerse, de cambiar su ritmo, de amplificar su trayectoria en busca de su felicidad. Visto de este modo, cada ser humano puede verse como una pieza dentro del gran reloj del mundo. Por eso es importante no parar de moverse para que ese entorno que percibes nunca llegue a detenerse.

Pienso en todo esto a propósito de una experiencia estética que tuve la oportunidad de vivir hace poco en el actual estudio de Wilfredo Prieto: un viejo taller donde reparaban motores de barcos, ubicado sobre esa parte del mar que se conecta con el río, muy cerca del puente de hierro. Un lugar que en otro tiempo era una zona pesquera y donde ahora solo pueden encontrarse desperdicios y brisas de mal olor que deja Jorgito, una de las pequeñas lanchas que pasan de vez en cuando por el río. A pesar de todo es un sitio interesante, con una hermosa vista. Seguir leyendo

Seis cosas que quizá no sabías sobre Youtube, featuring Ady Harley

Ady Harley, jefe de producción musical de Youtube y Google Play para América Latina, durante la presentación en Fábrica de Arte durante el evento AM PM. Foto: Gabriel Guerra Bianchini / Cachivache Media.

Por Gabriela M. Fernández (Tomado de Cachivache Media)

Todo el mundo sabe que Justin Bieber salió a la palestra pública, a la selva de la moda musical, gracias a Youtube. O por culpa de Youtube. El camino hacia lo mainstream está cementado hoy con diferentes piedras que hace una década: si ayer mandaban las grandes productoras… ahora también, pero el juego tiene otras reglas.

Seguir leyendo

Logan: el fin de una era

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

(…) él es más viejo ahora y está claro que sus habilidades no son lo que alguna vez fueron. Él se está desvaneciendo en el interior y su factor de curación disminuido lo mantiene en un estado constante de dolor crónico –de ahí la bebida como analgésico.

James Mangold

Por: Dayma Crespo Zaporta (Tomado de Cachivache Media)

El filme Logan (2017) no solo constituye el último largometraje producido por Marvel Entertainment y distribuido por la 20th Century Fox de la trilogía de Wolverine, sino que representa el fin de la mayor leyenda de los X-Men, la que mereciera hasta la fecha tres cintas independientes. Este parte de una trama futurista ubicada temporalmente en el año 2029, momento en que los mutantes han sido exterminados por los humanos, la escuela de Charles Xavier (Patrick Stewart) desapareció, y Logan (Hugh Jackman), el Profesor X y Caliban (Stephen Merchant) permanecen encubiertos como “humanos ordinarios” en medio de la nada, en las cercanías de la frontera entre México y Estados Unidos. Seguir leyendo

El Ciudadano Yoss

Foto: Fernando Medina Fernández / Cachivache Media.

Por: Yudith Vargas Riverón (Tomado de Cachivache Media)

Mi primer día de estudiante universitaria lo recuerdo perfectamente porque fue raro. Era septiembre del año 2008 y yo estaba triste y –para qué negarlo– asustada. La corta distancia entre mi facultad y la beca se cubría caminando en unos 20 minutos. Sin embargo, como toda guajira recién llegada a La Habana, decidí montarme en uno de esos aparatosos ómnibus chinos. Por suerte, los “camellos” habían pasado a mejor vida, si es que alguna vez tuvieron una buena.

En la misma parada donde yo estaba, abordó el vehículo un personaje variopinto. Tenía una edad indefinida, mediana estatura, de complexión atlética, melena heavy metalera, camisa de mezclilla abierta sobre un pecho no muy velludo. Llevaba un pañuelo anudado a la cabeza, en una franca imitación de Axl Rose, pensé. Y las botas de cuero de alta caña no parecían aumentarle la temperatura corporal, si bien todos sudábamos plomo derretido esa mañana. Como yo, iba leyendo un libro, pero era un título de ciencia ficción.

Seguir leyendo

Para eso ya ni te pongas ropa

Ilustración: Mayo Bous/ Cachivache Media 

Por: Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

Un artículo (periodístico, se entiende) es un ensayo enano y cuasi perfecto, el bonsái de un árbol cuyas raíces no son apropiadas para el interior de la casa. El artículo nace con el pragmatismo de la prensa. Antes de que existiera la prensa nadie escribía artículos. Tienes una opinión y debes ponerla en el molde, y el lector ya la anda buscando desde el primer párrafo, porque se leyó el título y pensó que el tema tal vez le interesara. Pero el lector está leyendo ahora (anda apurado, lo sé muy bien) y nada, absolutamente nada. Sí, este es uno de esos bonsáis mal crecidos que se terminan saliendo de la maceta. Así que pido disculpas por adelantado, porque el tema daría para tres o cuatro textos, pero no quiero hacer una masacre: dejaré que las cosas salgan solas, de la manera más espontánea posible. Una cadena de ideas. Comenzaré, pues, por la idea originaria.

 

Tengo alrededor de mil amigos en Facebook, la mayoría de los cuales son completos extraños. Es lo que sucede cuando aceptas a cualquiera sin pensarlo dos veces, bajo la esperanza de que tal vez un día pueda surgir una verdadera amistad. Seré más honesto: quizás, en un principio lejano (cuando vestía el azul de la vocacional), lo hice por el deseo subterráneo de engrosar un número de amigos, sinónimo entonces de ser popular, cosa que nunca he sido y que a estas alturas me doy cuenta nunca seré. Lo que quiero decir es que en Facebook todo el tiempo estoy saturado de imágenes que suben personas que no conozco, estoy saturado de la selección que hacen de sí mismas esas personas para mostrar al mundo, y en este preciso instante estoy saturado de un tipo de selección que eclipsa a todas las demás, y que se roba el protagonismo en mi pobre página de inicio a causa de los desenfrenados likes que provoca. Solo espero que todos esos likes sirvan para subirle la autoestima a alguien. Lo digo de verdad. Cuando una muchacha baja la cámara para que, gracias a la magia de la perspectiva, sus caderas se vean más anchas, o cuando sube la cámara todo lo que puede para ensalzar unos pechos prematuros, y se dedica a publicar las mismas poses a toda hora, supongo que alguna necesidad está intentando satisfacer, y me hago creer que esa es su manera de ser feliz.

Cuando pienso en los shorts de mezclilla hoy de moda, que dejan muy poca piel a la imaginación, trato de pensar que son solo un modo de ventilar el inicio de los muslos, y que constituye una feliz coincidencia la efectividad con la que atraen la mirada del transeúnte. Cuando veo a un par de muchachos bailar en la puerta de la guagua con el reguetón de sus celulares (pido al editor que no corrija la palabra reguetón, pues si sus oyentes no han aprendido cómo escribirlo yo no tengo por qué hacerlo), trato de pensar que no fingen copular con el aire y que no demuestran sus habilidades a la indiferente señorita que está al lado. Cuando me detengo en la facilidad con la que se han normalizado palabras relativas al acto sexual, cómo a veces las usamos en situaciones que no tienen nada que ver con el sexo, trato de pensar que el idioma es sabio y sabe cómo evolucionar. En inglés, por cierto, jazz significaba sexo antes de convertirse en un género musical. La cuestión es que podemos negarlo durante un rato, pero presenciamos una asimilación progresiva de la sexualidad.

El twerk dejará de ser obsceno, lo queramos o no. Los padres se han cansado de luchar porque sus hijas no se vistan como prostitutas (a lo American Beauty), y ya les da igual si publican una foto en Facebook en la que muestran su nueva ropa interior. Hace unos años el video musical en el que LMFAO bailaba en calzoncillos (primer plano, cámara lenta) demostró que la tendencia no se iba a limitar para siempre al universo femenino.

Lo raro es que no nos damos cuenta. Si le preguntara a una de mis desconocidas amigas de Facebook si sería adecuado publicar una fotografía de sus senos, probablemente respondería que no, que quién creía yo que era ella, por Dios. Sin embargo, esa misma persona no ha dudado en publicar fotografías en las que exhibe y sujeta sus senos aprisionados, mientras pone boca de pato y mira provocativa a la cámara. La diferencia visual es la ropa (un milímetro de tela, en realidad) pero ¿acaso la intención de la foto ha sido distinta? ¿Todas esas muchachas, que presumen sus maravillosos cuerpos en vestidos cortos, y que acercan sus bocas, como a punto de besos lésbicos, han tenido intenciones distintas de las que tendría una muchacha que publicara desnudos y besos lésbicos reales? Una mujer que ha agrandado sus senos mediante una cirugía plástica está convencida de que su vida sexual es privada, pero es probable que la cirugía no estuviera motivada por su esposo, sino por todos los demás hombres y mujeres con los cuales no va a compartir la cama. No mostrará sus senos, pero se esforzará en sugerirlos. No dudará en demandar a su jefe si se hace el gracioso (con toda justicia), pero ahí seguirán sus senos, siendo sugeridos, por decirlo de algún modo.

Está claro: la sexualidad siempre ha estado detrás del telón controlando la vida del ser humano. Casi todas las artes están motivadas remotamente por el impulso sexual (alerto al lector que esto es una pequeña digresión, una de las raíces mal cortadas del bonsái). Incluso la sensualidad del ballet, enaltecida por las luces y la belleza del vestuario y los decorados, es una domesticación del deseo animal, toda la suavidad y el ritmo y la armonía no hacen otra cosa que amansar la impresión natural que produce el cuerpo humano, esculpido en músculos y tendones. El vestuario ajustado no es solo una cuestión de comodidad: permite apreciar el cuerpo como si estuviera desnudo. Algunos vestuarios imitan la piel humana, y hacen la ilusión todavía más efectiva. Por eso me pareció innecesario, por cierto, el topless de una ninfa de Drácula, en una reciente puesta en escena en el Teatro Alicia Alonso, ante los ojos confundidos de algunos niños que habían ido a la función.

Seguir leyendo

Un cine a cielos abiertos: meditaciones en la distancia

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Iledys González (Tomado de Cachivache Media)

Lo que un día fue

Lo que un día fuera el cine se encuentra formando una esquina que da justo al parque central de mi pequeño pueblo natal. Es una estructura enorme proyectada en dos pisos cuya planta superior se enlaza por un amplio balcón al que dieron alguna vez cinco majestuosas puertas de madera que abrían un inmenso salón donde solían tocar orquestas locales. Los despintados ventanales de la planta baja, que tiempo atrás eran de vidrio, hoy bajo los efectos de una improvisada clausura han sido recubiertos con unos pedazos de planchas metálicas que no alcanzan a cubrir completamente sus vanos. Los muros desteñidos y agrietados se van revistiendo paulatinamente de mensajes anónimos, algunos no tan románticos, que están a la vista de los transeúntes en sus breves caminatas recreativas de sábados y domingos. Dentro de estas paredes que el tiempo marchita y que quizás más de uno, creyendo en los ciclos de renovación, ha deseado deshojar finalmente en sus pensamientos, nace y se expande un monte salvaje que empieza a fundirse con las columnas por sus raíces trepadoras. El espectáculo frondoso puede contemplarse solo adentro, desde el segundo piso de la sala donde se encuentran las pocas butacas que han sobrevivido a las lluvias y vientos otoñales, al sol perenne, al rocío mañanero, al primer aguacero de mayo y a los extraños efectos de la luna. Seguir leyendo

El otro que somos

Master of None


Por: Gladys Marlenys Quesada Cruz

Una frase de Cervantes asevera que la comedia es una tragedia que le sucede a alguien más. Lleva razón, pues es mucho más fácil criticar, analizar o disponer en la existencia de otro, pero la risa se torna reflexión cuando ese otro es un semejante, un igual, o peor, cuando toma nuestra mano y nos pone en su lugar.

Exactamente eso, ponernos en el lugar del otro y ejercer el humano deber de la compasión es lo que logra Master of None, una comedia que santa Netflix nos trajo hace un tiempo y que ha superado expectativas de todo tipo con cada temporada. Y digo ha superado porque muchos se preguntan qué puede tener de novedoso un treintañero (otra vez) rodeado de sus amigos (otra vez) en Nueva York (otra vez).

Si el tópico del crecimiento personal y la crisis del primer cuarto de vida parecen gastados, Asiz Ansari y Alan Yang –ambos productores y guionistas– asumen todos los códigos propios de un producto ya vendido y vuelto a vender. Luego lo desarman, lo ponen a trasluz y lo vuelven a armar.

Dev, interpretado por Asiz Ansari, es un galán atípico que no tiene una historia de éxito, su conflicto no desemboca en una resolución épica ni posee un físico de macho alfa. Él es el hombre promedio de ambiciones comunes, rutinas ordinarias y planes terrenales. Con él se rompe la noción canónica de héroe magnánimo y se abren las puertas, muy a lo Seinfield, al tipo común que vive su vida normal, ese que por ser cualquiera termina siendo uno mismo.

En su proceso de autoconocimiento lo acompañan otros que también siguen, a su manera, el sendero hacia la adultez, la madurez prometida: Arnold (Erick Wareheim) que representa la nueva hornada de Peters Pan para los que los treinta son los nuevos veinte, también Denise (Lena Whaite) quien se asume como una diferencia dentro de lo distinto, además de Brian (Kelvin Yu) personaje que sirve para explicar el contraste que existe también en la mismidad, en los semejantes. La narrativa está concebida desde el punto de vista de Dev, pero confrontándolo constantemente con la experiencia ajena. La serie trata de explicar así que la equidad es una, la igualdad, es otra. La homogeneidad, no existe.

Su sino como personaje es sorprenderse, desconocerse. Dev se encuentra a sí mismo una y otra vez sin estarse buscando, razón que estructura ambas temporadas. La primera de ellas se dedica a su crisis: Dev duda de la paternidad, la relación de pareja, su carrera profesional y otros elementos que tradicionalmente son instituidos como parte de la vida adulta. Mejor aún, los desmiente, los desacraliza. La ansiedad, la presión social y el agobio por el futuro son parte del arco narrativo de los primeros diez episodios, el último de ellos coronado con La Higuera, poema de Sylvia Plath que es la metáfora misma de la adultez, del camino amargo hacia la supuesta consolidación de nuestras vidas. He ahí otra de sus sentencias claves: madurar significa renunciar y ganar, perder y decidir. Crecer, moverse, pero ¿hacia dónde?

Las respuestas, de antemano lo digo, no están en la segunda temporada. Ciertamente el ritmo cambia y se entiende esta mutación como un proceso de serenidad, de aceptación que por momentos huele a resignación. La segunda decena de episodios todavía critica los ideales de sociedad, vida y realización pero desde una postura que acoge lo impredecible, que acepta ceder el control y salirse del protocolo, porque en efecto la vida se basa en no saber, en el no plan. La vida es entonces un fin en sí misma.

Cada episodio responde a un eje temático que juega con las capas de identidad o etiquetas sociales: raza, cultura, género, religión, condición física y profesión. Desde el punto de vista de Dev, todo estereotipo funciona como una profecía de autocumplimiento, una pieza en el mecanismo social hasta que descubre que tienen un anverso, una excepción y la realidad es más rica, más diversa, menos previsible. En muchos casos él mismo es víctima y victimario en los extremos de un mismo estereotipo. Es entonces cuando la serie se encarga de desarticularlos al romper con el prejuicio.

Asiz Ansari y Alan Yang decidieron enfocarse en las minorías y jugar con su condición de diferencia. Ser negro, sordomudo, mujer, gay, indio o chino tiene tanta connotación como ser blanco, heterosexual, oyente u hombre en dependencia del contexto, del contraste o la situación, hasta que cada cual se piensa a sí mismo como tal.

Con parsimonia de orfebre pero sin dar discursos políticos ni arengas sociales, la serie habla de las diferencias en las oportunidades y coexistencia entre hombres y mujeres, el horizonte cultural de los inmigrantes, la identidad de los no blancos y su solapado racismo. También se cuestiona la rigidez de ciertos ritos sociales como la religión, el matrimonio y la pertenencia étnica, a la vez que los explica como partes de nuestra existencia cultural, de lo que somos y a dónde vamos. Otro de sus valores es la inclusión de la familia no tradicional o de miembros que en muchos casos quedan fuera de escena: madres solteras, tíos y abuelos.

También se ponen en tela de juicio las relaciones intergeneracionales, las historias de vida que anteceden nuestro presente y cómo estos insospechadamente nos definen. Resulta refrescante varios momentos de humor exquisito en el que tanto padres como abuelos muestran su lado infantil, sus ganas de descubrir el mundo y su asimilación de lo nuevo.

Admirables son entonces algunos episodios en los que se asume la perspectiva enjuiciadora del otro. De la primera entrega brillan Nashville y Mornings, en los que se muestra el ascenso y caída de la relación amorosa junto a Rachel (Noël Wells), la fatiga emocional de sus ritos protocolares, además destierra la visión idealizada del romance. El segundo de ellos además lo logra con apenas dos personajes, una misma locación y varios puntos de giro que no solo hacen su secuencia narrativa más atractiva, sino que explica la simplicidad del amor y sus convencionalismos. Su paralelo y compensación llega en BuonaNotte, temporada mediante, en el que Dev resuelve su incordio amoroso.

De la segunda temporada destaca la secuencia final de The dinner Party en la que por cinco minutos y medio al espectador solo le queda la soledad de Dev en el asiento trasero de un Uber, su frustración por la ausencia de Francesca (Alessandra Mastronardi), su desamparo. Es en esta escena que Asiz Ansari demuestra sus dotes para, también, hacer pensar.

***

Lo queer tiene también una representación sin exaltaciones que se despoja del tremendismo terrible del que se valen muchos para lograr una empatía lastimosa. Para contar la historia de Denise y su coming out se apela a Thanks Giving en el que más que contar su experiencia familiar como negra y lesbiana, es un pasaje dedicado a la amistad con Dev, la verdadera.

En la serie se interconectan otras temáticas que sirven como hilos conductores hacia los grandes conflictos. Una de ellas es la tecnología, las formas en las que permea la existencia y media en las relaciones humanas: Yelp para la crítica culinaria, Uber para el transporte, Google para saberlo todo y Tinder para hallar el amor. A ella se dedican varios momentos de la serie y específicamente el episodio First date en la segunda temporada.

No falta la comida en Master of None, pues ella deja de ser parte de la escenografía y toma valor afectivo, es un elemento cultural cuando de especialidades se trata y es el centro de las actividades sociales. Ella es disfrute personal y gesto de generosidad para Dev.

Si de elementos escenográficos se trata, las locaciones de la serie comunican por sí solas, especialmente New York. Sonará a refrito de cliché, pero ella es un personaje más. La serie se regodea en sus cambios de estaciones, sus parajes más remotos y lo cosmopolita de su espíritu. Uno de sus episodios, New York, I love you, hurga en lo magnífico de una ciudad donde la diferencia es ley, cualquier cosa puede suceder y los más disímiles tipos de humanos coexisten.

Otro aspecto presente en la serie es la metatextualidad, pues el cine y la televisión son revisitados constantemente. Los entresijos de la producción audiovisual, las zancadillas propias del medio y sus turbulencias además de las concesiones que han de hacerse en pos del éxito se representan en el mundo laboral de Dev, que por si fuera poco, es actor.

Master of None es una reflexión constante sobre la existencia desde una perspectiva crítica, hilarante, que por divertida no deja de ser profunda. Se nos recuerda que la vida es siempre una respuesta sin pregunta y que tenemos derecho a ser nosotros mismos y el humano deber de, también, ser el otro.

La vida por una rendija

 

Imagen: t13.cl

Por Gabriel García Galano (Tomado de Cachivache Media)

Aún cuando creemos que hemos visto todo de la guerra, hay cosas que no nos podríamos imaginar cómo son…o fueron.

Luego de Saving Private Ryan o Enemy at the gates, seguramente nos atreveríamos a asegurar que ya conocíamos todo de desembarcos, francotiradores, ametralladoras y lanzallamas. Si a la lista le ponemos Band of Brothers o The Pacific, quedamos cubiertos en paracaidismo y quizás hasta guerra de guerrillas en la jungla.

Y claro, si de ahí nos ponemos quisquillosos solo por molestar y mencionamos Pearl Harbor o Sink the Bismarck, ya tendremos todo el amplio espectro de la batalla, pues ya abordaríamos la guerra aérea y los combates navales.

Pero hay un aspecto que quizás fue el más revolucionario hace un siglo y que a pocos les pasa por la mente. Muchos de seguro se pedirían un avatar de capitanes de submarino o de ases de la aviación, pero podríamos apostar que a nadie se le ocurriría, en ningún RPG, meterse en un tanque. ¿En esa bola de hierro? Ni muerto.

Seguir leyendo

Pretextos para desviar la Corriente

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Maielis González (Tomado de Cachivache Media)

A finales de junio la Casa Víctor Hugo fue sede del Segundo Congreso Internacional Verniano, dedicado en esta ocasión a los llamados Viajes Extraordinarios, zona que Julio Verne cultivó con deleite durante toda su vida. Tras la primera edición, ocurrida en Barcelona en 2013, en esta ocasión se dieron cita en La Habana un conjunto de los mejores especialistas en la obra del llamado padre de la ciencia ficción. Seguir leyendo

A la espera de Juego de Tronos

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

Nunca ha dejado de ser misteriosa la fascinación que cada época sostiene por épocas anteriores. Al decir que nos interesa el pasado, erróneamente, podemos dar a entender que nos interesa todo lo que sucedió antes de nosotros. En realidad nos interesan momentos específicos, entre los cuales existen borrones y amplias zonas en blanco. Durante el renacimiento, digamos, el mundo sintió curiosidad por los esplendores de Grecia y Roma, dejando un poco de lado lo que sucedió antes y después. Nuestra época, por otra parte, está fascinada por los idílicos albores del siglo XX, y por la violencia y la magia improbable de la Edad Media, que ya habían cautivado a los poetas y pintores del romanticismo.

Estos puentes extraños, que nacen y mueren de manera imprevista a lo largo de los siglos, permiten un simulacro de simultaneidad. Ferias, libros, películas, videojuegos e inclusive música, pueden hacer sentir al ciudadano contemporáneo, aunque sea por un instante, en la Edad Media. Aunque sea por un instante, pretender que no existe lo políticamente correcto, el pago del seguro, la aduana, la burocracia, las elecciones, y otras tantas molestias de la civilización. Y Juego de Tronos ha sabido aprovechar como nadie esa nostalgia colectiva. Seguir leyendo

Lake Mungo: un coctelito de terror y documental

Por: Javier Montenegro (Tomado de Cachivache Media)

Realizar una cinta de terror donde los sustos no sean provocados por sonidos estridentes, gritos de los protagonistas o aparición repentina de un ente (sea el monstruo o el ser etéreo de turno que agreda a la cámara o a los protagonistas) es bien difícil. The Changeling (o Al final de la escalera) lo logró al sugerir la presencia de algo sobrenatural a través de momentos cotidianos, como la conocida escena de la pelota. Y a partir de ahí muchos le copiaron de distintas formas. Seguir leyendo

Guía en el nuevo milenio para viajeros cubanos

Por: Joel Armada (Tomado de Cachivache Media)

Si eres informático o amante de las nuevas tecnologías, en más de una ocasión debes haber recibido una solicitud de ayuda de parte de amigos que emigran o simplemente andan una temporada fuera de Cuba. El tema casi siempre empieza con “tú que andas en internet y sabes de estas cosas…”, y termina contigo un poco desesperado intentando explicar, casi siempre con poca fortuna, lo que la otra persona quiere saber. Con la esperanza de ayudar(me), decidí dejarles acá una serie de consejos esenciales para todas aquellas personas que por primera vez intentan navegar y divertirse en ese ancho mar sin morir en el intento. Seguir leyendo

El_Javico: Los Youtubers cubanos somos una familia con diferentes padres

Imagen cortesía del entrevistado.

Por: Camilo Noa Rodríguez (Tomado de Cachivache Media)

Desde la propia aparición de YouTube, el fenómeno de los youtubers (personas que comparten sistemáticamente videos en esa red social) se ha masificado hasta llegar a millones de canales, comentarios y visualizaciones, cifras que también se tasan en términos monetarios, pues con el auge de la red social de videos de Google, miles de empresas han cortado tajadas muy jugosas valiéndose de la publicidad. Gracias a la venta de anuncios, muchos de esos populares youtubers hoy amasan una gran fortuna. Nombres como El_RubiusOMG, Germán Garmendia, Fernanfloo, Jorge Cremades y Mox están entre los más populares de la comunidad hispana.

Los cubanos no han estado ajenos a dicho fenómeno. Aunque existen algunos como Robertico Comediante y Los Pichi Boys, que ya se encuentran bastante posicionados en la plataforma, hoy venimos a hablar de otras personas. La mayoría son adolescentes o jóvenes que no sobrepasan los veinticinco años de edad y hacen gameplays, challenges, vlogs, vines, tags, videotutoriales, nombres que a nivel mundial reciben las nuevas realizaciones para esta plataforma.

Seguir leyendo

Harry Potter, ese salvavidas

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Rafa G. Escalona (Tomado de Cachivache Media)

“No es bueno dejarse arrastrar por los sueños y olvidarse de vivir.”

J. K. Rowling, Harry Potter y la piedra filosofal

Fue de casualidad. Si mi madre no hubiera trabajado en aquel lugar, si allí no hubieran tenido conexión a internet, si una compañera de trabajo suya no hubiera tenido una hija, probablemente hubiera llegado a Harry Potter como la mayoría de los cubanos, algún domingo de principios de siglo frente a la pantalla del televisor. En cambio, creo que me puedo vanagloriar de ser parte de la pequeña camada de lectores del patio que llegó a la saga de J. K. Rowling bien temprano, siendo aún niños, antes de que acabaran los noventa. Esos que lo descubrieron a una edad en la que podías fantasear con la llegada de cierta carta. Seguir leyendo

Los videojuegos y la narrativa del futuro. Parte II: La interactividad

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Alejandro Amaro Seguí (Tomado de Cachivache Media)

Muchos pueden decir, como Vargas Llosa, que cada vez se lee menos, otros que la televisión e Internet se roban los lectores, o que la experiencia de leer un libro (asumo que un libro bueno, con todo lo subjetivo que eso implica) nunca puede ser comparada con la de ver una serie, película, o aún menos, ¡herejía!, a jugar un videojuego.  Seguir leyendo

Dios salve a Norteamérica

“In God we trust”

(Frase acuñada en el billete de un dólar)

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

Cuando Neil Gaiman cruzó el Atlántico llevaba en su morral dos de las cosas que más pueden enorgullecer a un inglés: el rock y Shakespeare. Se fue de su Inglaterra natal a finales de la década de los 80 para seguirle los pasos a un coterráneo excéntrico y anarquista con un genio indiscutible para contar historias llamado Alan Moore. Con la facha de un rocanrolero y la imaginación preñada de sueños de noches de verano, Gaiman comenzó a trabajar para DC Comics como guionista y a hacerse de un nombre dentro de la industria de lo que algunos (y me incluyo) catalogan como el “noveno arte”.

De sus primeras obras surgió el universo de Sandman, el cual se extendería a lo largo de una exitosa serie de números que fueron alabados tanto por la crítica como por los lectores. La saga de Morfeo y sus seis hermanos eternos innovó la manera de hacer cómics y puso el listón muy alto para los historietistas del momento, incluyendo al mismo Gaiman, quien no ha podido superar todavía el impresionante inicio de su carrera.

Seguir leyendo

Ingenieros y productores reunidos por América y su música

Tweey González, legendario productor musical argentino, durante las sesiones profesionales de AM-PM, “América por su Música”. Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: MSc. Ing. Alfonso Peña (Tomado de Cachivache Media)

En estos días, cuando con la entrada del verano los habaneros comenzamos a secarnos más seguido el sudor de la frente, se celebró en nuestra capital el evento América por su Música. También conocido por sus siglas AM-PM, este programa está dirigido al análisis y promoción de la nueva música cubana y latinoamericana, a través del estudio a fondo de las profesiones del ecosistema musical y sus tendencias de desarrollo. En las noches, la Fábrica de Arte Cubano, anfitrión por excelencia del evento, se vistió de gala con la actuación de importantes grupos musicales que ilustraron lo expuesto en las sesiones teóricas diurnas.

Este año el eje central del evento AM-PM, celebrado entre los días 12 y 18 de junio, fue “La producción musical y la ingeniería de sonido”, aunque también se trataron otros temas de importancia. Sus organizadores eligieron, con gran minuciosidad, un selecto grupo de especialistas cubanos y extranjeros que ofrecieron amenas conferencias y efusivos debates de actualidad, exhortando a hacer más por la música en América Latina.

Seguir leyendo

Jorge Molina, “tan sicópata como los demás”

El cineasta cubano Jorge Molina. Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: Mario Luis Reyes (Tomado de Cachivache Media)

Son las seis de la tarde del doce de abril del año diecisiete. Frente a una pequeña casa, ubicada al costado del Zoológico de 26, se distingue un grupo de personas. Entre ellas se encuentra Jorge Molina, el enfant terrible del cine cubano, quien pretende, cuando desaparezcan los rastros del sol, comenzar a filmar Molina’s Margarita, segundo cortometraje de una trilogía que comenzó el año anterior con Molina’s Rebecca.

Seguir leyendo

Expandirse es la consigna

Ilustración: Mayo Bous/Cachivache Media.

Por: Yadira Álvarez Betancourt (Tomado de Cachivache Media)

En una ocasión le pregunté a un amigo con quien comparto lecturas qué canción le gustaría que la gente escuchara dentro de dos mil años. Se lo pensó un poco proyectándose en los futuros hipotéticos sobre los que nos gusta leer. “Natural Mystic, claro” fue la respuesta. Considerando que ya contamos con tecnología de registro y preservación de datos, es perfectamente posible que dentro de cuatro siglos un prospector espacial tararee una reproducción de Natural Mystic mientras explora un asteroide buscando agua o antimonio. “¿Y eso qué es?” le preguntarán los operadores de comunicaciones, “Nada” –contestará– “Una canción de cuando la gente vivía solo en la Tierra”.

Viéndolo de ese modo y sin obviar ningún detalle cotidiano en lo que a la Humanidad concierne, parece realizable que salgamos alguna vez del pozo de gravedad de la Tierra y hagamos nuestra casa fuera del planeta. E incluso que llevemos al cosmos nuestros conflictos.

Seguir leyendo

Volver al barrio

Aunque hermoso y significativo, este NO es un grafiti hecho por un cartagenero. Cartagena de Indias, Colombia. Foto: Joaquín Sarmiento / FNPI

Por: Rafa G. Escalona (Tomado de Cachivache Media)

Anochece en Getsemaní. En una esquina de la plaza de la Trinidad se encuentran dos familias de bailadores de break dance –los Warriors En La Calle, de Venezuela, y los Mo’kidz Flavor, de Cartagena–. Los Warriors visten el mismo pulóver verde y los Mo’kidz andan de riguroso negro. Con su baile entorpecen la circulación de los autos, pero a nadie parece molestarle demasiado. Muchos se detienen a admirar sus destrezas y cuando pasan el sombrero llueven las monedas y billetes. Se mueven constantemente, retándose en una sucesión inacabable de pasos, como si calentaran para un baile que no empieza nunca. Una fina llovizna lo empapa todo.

Pasados unos minutos, los Warriors venezolanos se retiran, no sé si por la lluvia o porque reconocen el dominio de los Mo’kidz sobre la zona.

Me acerco a uno de los chicos que quedó, un joven negro de dientes afilados y mirada despierta. Se llama Yoel Carrascal y es uno de los cabecillas de los b-boys locales. Le pregunto por los grafiteros de la zona, si los conoce, dónde puedo ver su trabajo. Seguir leyendo

Transmetropolitan: Amo todo esto

imagen: cabezascortadas.com

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

El periodista, como el literato o el pintor, inicia su carrera como un detective con ánimos de paparazzi. Siempre hay una figura a la que seguirle los pasos, una escritura a imitar, una fama a compartir. Comienza entonces a pisar cuidadosamente donde pisó el otro, a seguir sus huellas por la cenagosa senda del estilo y del método. Se disfraza, o se trasviste, y asume su papel como un sobrado imitador de Elvis en Las Vegas.

Dicho esto, debo confesar mi pecado: he intentado ser Spider Jerusalem. Pero sucede que mis zancadas no son tan largas como las suyas, que a mi pie le queda ancha la marca de su zapato y que no tengo el coraje suficiente como para raparme y rellenar mi piel de tatuajes. Me siento avergonzado, avergonzado hasta del título de este trabajo porque sé que, de leerlo Spider, de seguro atusaría un “¡Follaperros, que te den por culo!” Pero resulta que Spider no existe y es solo una invención macabra y genial salida de un cómic que leí hace poco con voracidad, a descuido de otras tantas responsabilidades. En verdad, me alegro de que no exista un tipo así, sino me resignaría a dejar esta profesión. Sería muy jodido tener que admitir que hay un Dios, que es periodista, y para colmo, drogadicto.

Seguir leyendo

Doce máximas para un escritor cubano menor de treinta años

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.
Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

Uno. Escribir es, primero que todo, una excusa para que no te molesten con cosas que no quieres hacer. No tienes que escribir tanto, en realidad. Prende la luz, cierra tu cuarto con llave, duérmete y di que pasaste toda la madrugada corrigiendo un párrafo. Tendrás que aprender a dormir con la luz encendida, pero es un pequeño precio a pagar. La gente (empezando por tus padres) va a respetar más tu tiempo. Seguir leyendo

Los juegos y la narrativa del futuro

Imagen: anahuacmayab.mx

Por: Alejandro Amaro Seguí (Tomado de Cachivache Media)

¿Pueden ser los videojuegos literatura o son una forma de arte menor? ¿Serán los videojuegos la forma preferida de narrar en el futuro? La primera interrogante tiene para muchos una respuesta evidente y se inclina por lo del arte menor, mientras que la segunda es respondida usualmente con un rotundo “¡no, qué va!”. Pero aquellos que conocemos y hemos experimentado las posibilidades de este nuevo medio sabemos que tiene un gran futuro por tres razones: la libertad creativa potencial que permite a sus realizadores, la relación estrecha que establece con el receptor gracias a la interactividad, y la “adicción” digital de los tiempos modernos. Seguir leyendo

Vitrola Wifi o la nueva era para melómanos cubanos

Imagen: Kalia León / Cachivache Media

“Después abrió la Biblia al azar, recitó fragmentos salteados de ocasión y echó a andar una vitrola de manigueta con los discos de la nostalgia…”

Gabriel García Márquez

Por: María Lucía Expósito (Tomado de Cachivache Media)

Desde el pasado 2016 Reinier Ricardo Figueredo, ingeniero informático y programador, echó a andar su propia vitrola, pero virtual, la cual le recuerda sus visitas infantiles al parque de Bayamo, donde había un gramófono muy popular entre los niños de la zona.

Todo empezó con una conversación entre colegas de trabajo del edificio Bacardí, en la que uno de ellos habló de una película que había visto donde reproducían música según los gustos de la audiencia del lugar.

Vitrola Wifi, aplicación (aún en versión beta) pensada para su uso en restaurantes, cafeterías, fiestas, reuniones de amigos u otros espacios, se presentará el próximo 15 de junio en la Casa de la Américas como parte de la sesión de pitching de la tercera edición del encuentro AM-PM “América por su Música”Seguir leyendo

Death Proof: revisitando un muy poco (re)conocido filme de Quentin Tarantino, diez años después.

Imagen: Mayo Bous / Cachivache Media.

“The Woods are lovely, dark and deep. But I have promises to keep, and miles to go before I sleep. And miles to go before I sleep”.

Robert Frost: Stopping by Woods on a Snowy Evening.

Por: Yudith Vargas Riverón (Tomado de Cachivache Media)

Introito

Para Alfred Hitchcock, el éxito de una película era directamente proporcional a la calidad del guion. Para Quentin Tarantino, el éxito de una película es directamente proporcional a la calidad del guion. Y a día de hoy, pocos se resisten al influjo de ambos directores, maestros, además, del suspense y de los buenos guiones. La poética audiovisual del genio estadounidense coincide por momentos con el lenguaje del portento británico, quien en más de una ocasión respondió a la pregunta “¿cuál es la clave de una gran película?” con tres palabras claves: “guion, guion, guion”.

Chapter 1. The last race

Seguir leyendo

The Curious Expedition: exploradores por un día

Imagen: gameit.es

Por: Javier Montenegro (Tomado de Cachivache Media)

Junto a los piratas, los exploradores de los siglos XVIII y XIX están rodeados de un romanticismo que nada tiene que ver con la realidad. Aquellas nuevas tierras “descubiertas”, los templos saqueados, las tribus engañadas con trueques burlescos, los animales cazados y alguna que otra escaramuza con lugareños que defendían lo suyo, podrían ser un resumen del currículum de muchos de estos hombres. No obstante, al igual que los piratas, esa sensación de incertidumbre, de nuevas aventuras, de tierras inexploradas y preciados botines esperando por la llegada del hombre civilizado, provocaron un aura mística… y el deseo de muchos de ser exploradores por un día.

The Curious Expedition es un RPG por turnos donde nos ponemos en la piel de un explorador que parte de Inglaterra en busca de aventuras y tesoros ocultos en tierras inexploradas. Puede ser África, Asia, Sudamérica, América del Norte, incluso algún paisaje perdido donde aún viven dinosaurios o algún portal que nos lleve a otro mundo lleno de riquezas. Básicamente, cualquier territorio que no incluya a Europa. Lo divertido es que cada viaje se disfruta como si fuese el primero, con las expectativas de encontrar algo maravilloso, ya sea un cementerio de elefantes, un templo para saquear o una tumba con una momia intacta esperando un pasaje sin retorno, en caso de que esté realmente muerta.

Seguir leyendo

The Wilderness

Por: Yohandry Manzano Castillo

Por: Yohandry Manzano Castillo

Cada vez que escuchas a Explonsions in the Sky (EITS), es inevitable recordar que son los tipos de Glittering Blackness. Los mismos que después se aparecieron con cicatrices como The Moon is Down, Have You Passed Through This Night? o Catastrophe and the Cure. Los mismos que se hacían llamar Breaker Morant y de alguna manera consiguieron colarse en los estudios de KVRX para grabar en vivo un set-list del que luego retomarían algunas canciones. 4 de julio de 1999. Terminaron de hacer lo suyo y se sentaron a mirar los fuegos artificiales. “En ese momento decidimos que en lo adelante seríamos Explosions in the Sky. Desde entonces hemos hecho cosas muy buenas”.

Seguir leyendo

Generation Kill o la guerra que Hollywood ignora

Imagen: hbo-canada.com

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

Un marine norteamericano es una máquina asesina perfectamente engranada, un ser de mente fría y puntería infalible, un Superman de camuflaje. Identificados con esta idea entra en acción la Segunda Sección de la Compañía Bravo del 1er Batallón de Reconocimiento de la 1ra División de Marines. Iniciarán su camino por el norte de Iraq en busca de armas químicas y, de paso, para “patearle el trasero por segunda vez a Sadam”. Ellos se saben lo mejor del ejército más poderoso del mundo, la élite de la élite. Sin embargo, basta la pequeña observación de un Sargento para derribar dicha tesis: “¿Acaso no se dan cuenta de que todo el mundo nos odia?”

Seguir leyendo

Me llamo Laura y soy un undead warlock

Imagen: Captura de pantalla de la serie The Big Bang Theory.

Por: Laura Menéndez de la Torre (Tomado de Cachivache Media)

No han sido pocas las veces en las que me han preguntado por qué lucía tan cansada esa mañana y he demorado para responder “me pasé la noche jugando World of Warcraft (WoW)”. Las miradas que obtengo con esa respuesta solo pueden ser comparadas con los comentarios que, incluso ahora, recibo de algún jugador ocasional al encontrarse con mi recién creado Draenei paladín en la plaza de Stormwind, o mientras completo misiones en Booty Bay. Y es que el WOW todavía tiene un aura de masculinidad para muchos de los usuarios de SNET que se conectan diariamente en la popular red. Seguir leyendo

Del beef a la “tiradera”: deformaciones del reguetón cubano

Imagen: youtube.com

Por: Gabriel López Santana (Tomado de Cachivache Media)

“What’s beef? Beef is when you need 2 Gats to go to sleep
Beef is when your moms ain’t safe up in the streets”

Notorious B.I.G

No faltará quien lo niegue, pero no por ello deja de ser cierto: a la cultura norteamericana y sus influencias debemos, entre otras cosas, las voces guajiro, ampaya, jit y aún en algunos sitios, frigidaire; los premios Grammy de Chucho Valdés con su latin jazz; la fama mundial de Tropicana, la mayoría de los taxis particulares, la recuperada cultura del cabaret y los bares, la costumbre de ver el noticiero estelar, los techos a cuatro aguas y el nombre mismo de pueblos como Miller o Hershey, cuatro o cinco grandes monumentos y, más recientemente, algunas pautas a seguir dentro de la llamada música urbana.

Algunas no pasan de ser burda copia o una de las contadas jugarretas de la globalización, pero existen otras que el cubano ha incorporado a la manera que más le ha convenido, sin cuidarse de faltarle a una tradición o de imitar modelos obsoletos.

Concretamente: ahora mismo el reggaetón cubano, como género y movimiento cultural, reproduce patrones del rap norteamericano de los noventa y la década pasada. Seguir leyendo

Trolear es un placer

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Yadira Álvarez Betancourt (Tomado de Cachivache Media)

Advertencia: Este no es un bestiario de los tipos de trol que puedes encontrar (o ser) dentro de la comunidad virtual, ni un recetario de cómo exorcizarlos. El presente escrito está más cerca de ser un ejercicio justificativo del troleo, con un par de usuarios, entre ellos yo, en el rol de abogados del Diablo, y la Red como infierno y escenario para las fechorías y descubrimientos de todos. Así que si eres del tipo correcto, puro y respetuoso de las reglas, o tu orientación política y emocional incluye, en versalitas negras, variantes de “ODIO AL USUARIO TROLL” o “NUNCA ALIMENTO AL TROLL” o incluso “MATO AL TROLL DONDE LO VEA”… mejor no sigas leyendo.

Seguir leyendo

Ariel, el mastermind de la seducción

Ilustración: Mayo Bous /Cachivache Media.

Por: Alejandra García (Tomado de Cachivache Media)

Cualquiera puede aprender el arte de la seducción. O al menos eso parecen indicar la existencia de numerosas academias donde enseñan a hombres y mujeres a “ligar”, una práctica cada vez más común de acuerdo con Google, que muestra más de 480 mil resultados en una búsqueda superficial de escuelas de este tipo. Argentina y Chile encabezan los listados en la región, con matrículas que alcanzan más de mil estudiantes al año. Cuba no está ajena a este fenómeno.

En Revolico, la red de clasificados de Cuba, se puede encontrar el anuncio de Ariel, que se presenta como TheMasterMind de las “comunidades” de seducción de la Isla. Promete a sus posibles clientes una táctica infalible de conquista creada por él, el Método Jardinero, que implica “juego, logística y valor”. Seguir leyendo

Inteligencia Artificial: ¿tendremos nuevo paradigma civilizatorio?

Por: Alejandro Pérez Malagón (tomado de Cachivache Media)

Amarillismos aparte, hablando en serio. Elon Musk dijo hace unos meses que la Inteligencia Artificial (AI, anglosajonamente abreviado) era nuestra mayor amenaza existencial. Estaba en el MIT. En su ingenieril público muchos deben haber pensado en el calentamiento global, invierno nuclear, supernovas, asteroides, cometas y animes mecha pero, quizás por cortesía, nadie le contradijo.

Musk es un personaje variopinto y a veces dice cosas. Pero entonces vino Stephen Hawking, el físico. Con su sintetizador de voz le explicó al periodista de turno que el desarrollo avanzado de las AI podía señalar el fin del hombre como especie. Casualmente dicho sintetizador había sido actualizado recientemente para utilizar una tecnología basada en redes neuronales. Esta sugiere la palabra siguiente a la que se está escribiendo, como hace el teclado de nuestros smartphones.

Seguir leyendo

Tratado de repostería

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Carlos Ávila Villamar

No es un secreto que los dulces, en el nivel nutritivo, constituyen los alimentos menos necesarios de los que el hombre cada día consume, y puesto que su esencia final es común (el azúcar) los reposteros han de arreglárselas empleando en ellos todo tipo de trucos para despertar el interés en el consumidor. Y no es casualidad que los dulces representen el capricho por excelencia dentro de cualquier dieta.

Si recordamos la vitrina de cualquier buena dulcería la primera palabra que quizás nos venga a la cabeza sea exuberancia. Quiero decir, tal vez ninguna otra rama de la cocina haya conseguido un grado tal de especialización y sea capaz de mostrar semejante número de formas, texturas y colores en una misma vitrina. Una dulcería debe semejar el paraíso, y la prosperidad del paraíso ha de ser desconocida para nuestros ojos. Entre más rebuscados y alucinantes los dulces, mejor. Debemos sentirnos desorientados, indefensos, porque las leyes que rigen el mundo de afuera no deben aplicarse a lo que esté en el interior de la vitrina. Seguir leyendo

Hacking en Cuba ¿jugar a ser Dios?

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: María Lucía Expósito (Tomado de Cachivache Media)

Eric Raymond afirma que saber romper medidas de seguridad no hace que seas hacker, al igual que saber hacer un puente en un coche no te convierte en un ingeniero de automoción.

Los términos hacker y hack tienen connotaciones positivas e irónicamente negativas. Los programadores informáticos suelen usar hacking y hacker para expresar admiración por el trabajo de un desarrollador de software calificado, pero también se puede utilizar en un sentido negativo para describir una solución rápida pero poco elegante a un problema. La palabra hacker se utiliza normalmente para describir a alguien que hackea un sistema con el fin de eludir o desactivar las medidas de seguridad.

El hacking en Cuba es un tema casi desconocido para la mayoría. El artículo 26 de la Resolución 127/07 refleja que “ninguna persona está autorizada a introducir, ejecutar, distribuir o conservar en los medios de cómputo programas que puedan ser utilizados para comprobar, monitorear o transgredir la seguridad, así como información contraria a interés social, la moral y las costumbres, excepto aquellas aplicaciones destinadas a la comprobación del sistema instalado en la organización para uso por especialistas expresamente autorizados por la dirección de la misma”. Seguir leyendo

Silicon Valley y los monos del caos

Portada del libro Chaos Monkey, de Antonio García Martínez. Imagen: wbur.org

Por: Yisel Martínez García (Tomado de Cachivache Media)

Antonio García Martínez vino por primera vez a Cuba este 2017. Su visita no está relacionada con el boom turístico y mucho menos está motivada por el hecho de que sus padres sean cubanos. Después de doctorarse en Física en la Universidad de Berkeley, se interesó por la tecnología, y fue eso lo que lo trajo a explorar.

Chaos Monkeys: Fortuna obscena y fracaso aleatorio en Silicon Valley es el nombre del libro que escribió luego de vivir varios años en la zona de San Francisco, California, donde tienen su sede muchas de las más importantes compañías de tecnología de todo el mundo. El lugar se ha convertido en una suerte de meca para los cientos de jóvenes empresas que buscan abrirse camino en el terreno de la tecnología.  Seguir leyendo

Muerte al poema

… y Flores el día anterior a estos hechos, 14 de septiembre de 2016, a las ocho y cuarto de la mañana, pendía de una soga que había tenido el cuidado de amarrar tres veces a las rejas de su balcón. Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Lorena Sánchez (Tomado de Cachivache Media)

El poeta, el antipoeta, el ultra poeta desdentado solo es, al final, un número en un cartón blanco. En la morgue –ese poeta, antipoeta, ultra poeta desdentado– solo es el muerto 5703. Luego es polvo, hueso calcinado, dos kilogramos de cenizas. No ya cadáver, no ya hombre, el poeta viaja a su último destino: la Playita de los Rusos, al este de La Habana. Su urna, azul, artesanal, la carga otro omni-poeta, escultor y performer: Amaury Pacheco. El poeta, antipoeta, el ultra poeta desdentado es, digámoslo desde el principio, Juan Carlos Flores; y Flores el día anterior a estos hechos, 14 de septiembre de 2016, a las ocho y cuarto de la mañana, pendía de una soga que había tenido el cuidado de amarrar tres veces a las rejas de su balcón.

Seguir leyendo

Los Guardianes, los Vengadores y la Guerra Tibia

Poster de la película Guardianes. Imagen: gorkl.com

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

El 4 de octubre de 1957 la URSS lanzó el primer satélite artificial de la Tierra, el Sputnik I. Bastaron solo cuatro meses para que Estados Unidos lanzara el Explorer I. Los norteamericanos, sin embargo, se adelantaron en aquello de mandar animales al espacio y enviaron un grupo de “moscas de la fruta”. Los soviéticos, que no soportaban segundos puestos, se aventuraron a condenar a muerte a la perra Laika. Así siguió la encarnizada lucha por la hegemonía mundial: Gagarin vs Neil Armstrong, el Solaris de Tarkovski vs 2001: Odisea del espacio de Kubrick, Bobby Fischer vs Kárpov y Kasparov…

Lejos ya de aquel mundo abiertamente bipolar, puede que quede en el aire cierto aroma a Guerra Fría. No es de extrañar. Cuando la pelea es entre gigantes nunca se deben descartar las revanchas.

Aún en en pleno siglo XXI podemos sentir la atmósfera gélida de la confrontación. El cine norteamericano de acción de vez en cuando nos trae un cruce de fuego entre yanquis y rusos, donde los últimos, claro está, siempre son “los malos de la película”. Las historias de superhéroes no suelen escapar a estos cánones y de ejemplo podemos citar a los Avengers, quienes en más de una ocasión han tenido que lidiar con algún villano de la Europa del Este.

No nos asombra que los rusos también guarden algo de aquella rivalidad heredada de los tiempos de la URSS y es por eso que este año se han lanzado a la industria del cine de superhéroes con: Guardianes. Esta película ha sido catalogada por la crítica como “los Avengers rusos” con toda razón, pues no es necesario mucha perspicacia para entender cómo lo que inició como una carrera espacial hoy puede ser por apoderarse de los cines.

Seguir leyendo

¡Se acabó el tiburoneo! ¿Te casarías conmigo?

Ceremonia de casamiento en WoW. Imagen: darkwowforever.deviantart.com

Por: Félix Manuel González Pérez (Tomado de Cachivache Media)

Fue en aquel instante cuando él entendió que hay decisiones que te cambian la vida. O al menos una de las vidas. Decisiones irremediablemente correctas que trastocan con violencia el presente y el futuro. O al menos uno de los presentes y los futuros.

Cuando ella entró en la capilla con aquel vestido blanco de bordes dorados, elaborado con madeja de tejido mágico, hilo de seda grueso y lejía, él reconoció que había hecho lo correcto.

Ella, sin desprenderse todavía de aquella apariencia indomable, caminó descalza hacia el altar con aplomo de guerrera. Él, la esperó nervioso y meditabundo, como quien quiere apurar su suerte.

Era de día dentro y de noche afuera. Eran la Tierra y algún otro mundo. Eran La Habana y Stormwind, y una pareja irónicamente perfecta: un caballero y una pícara.

Seguir leyendo

Narrativas Alternativas, o, cómo un juego puede jugar con tu mente.

Fotograma de Shadow of the Colossus. Imagen: teamico.wikia.com

Por: Adrián Romero (Tomado de Cachivache Media)

Desde que se originaron las primeras historias, se crearon patrones y formas habituales de contarlas, no solo relacionadas con los temas y el desarrollo, sino también con la propia mecánica empleada para narrar cualquier cuento.

El análisis de los patrones de los temas es sencillo: la trama gira alrededor de un personaje X, que debe cumplir X objetivo, y para esto debe superar X obstáculos. Ganar el amor de su amada, vencer al villano ruin, escapar de su circunstancia desafortunada. Si el final feliz llega o no, es secundario.

La forma de contar estas historias se ha mantenido más o menos intacta desde hace siglos. Ya Aristóteles enunciaba algunas de las “reglas” de una narración, así como su estructura clásica: introducción, nudo y desenlace. Es decir, primero conoces a los personajes, luego comprendes cuál es el problema que ha de superar, o por lo menos que hará esta historia en particular interesante, y finalmente se resuelven todos los problemas, para bien o para mal del protagonista. Seguir leyendo

Dimensionando un proyecto

Imagen: https://printm3d.com

Por: Roberto Alejandro Espí Muñoz (Tomado de Cachivache Media)

Continuando con el tema de la impresión 3D, del cuál ya habíamos hablado hace unos meses; el hecho de utilizar máquinas de este tipo trae consigo un cambio paradigmático de cómo observamos e interactuamos con el mundo. Muchos lo ven como el próximo paso tecnológico: una mejora en la decentralización de la producción de bienes, la posibilidad de crear desde tu propio hogar.  Seguir leyendo

La apuesta de Ninja Cuba por conquistar al profesional cubano

Fabián Ruiz Estévez y Victor M. Moratón, fundadores de Ninja Cuba. Foto: David Vázquez / Cachivache Media.

Por: Gabriela Fernández Méndez (Tomado de Cachivache Media)

Víctor M. Moratón. Emprendedor en tecnologías. La Habana. 29 años. Trabajo a tiempo completo

Fabián Ruiz Estévez. Diseñador. La Habana. 33 años. Modo de trabajo no especificado.

Víctor y Fabián tienen varias cosas en común. Ambos son profesionales freelance. Viven en Cuba y tienen licencia para el trabajo por cuenta propia. Sostienen que algunas veces se debe actuar por razones que van más allá del beneficio propio.

Y fundaron juntos un proyecto.

Seguir leyendo

Bajo un claro de luna: A propósito de Moonlight

Imagen: moonlight.movie

Por: Dayma Crespo Zaporta (Tomado Cachivache Media)

(Spoiler alert)

Como cada año, me encontraba ansiosa por conocer los filmes ganadores de una noche llena de alfombras rojas y vestidos alucinantes, y por demás, me sentía libre de juzgar el criterio de la Academia y ejercer mis propios votos. Es así que decidí degustar la ceremonia de los Premios Oscars –la había copiado en la mañana junto a varios de los filmes nominados–. Para bien o para mal, la opinión de la Academia siempre importa a los profesionales del cine, pues no todo es mero amor al arte, y aun cuando lo sea ¿a quién no le gustaría ser reconocido frente a tantas celebrities?

De la ceremonia destaco el fiasco del otorgamiento del premio a Mejor Película. ¿Cómo se justifica que, al cabo de 89 años de rimbombantes ceremonias, la producción de este gigantesco evento se pudiera equivocar en la entrega del lauro más esperado por todos? Tal escándalo impidió que muchos se fijaran en las diversas razones por las que el filme arrasó con los restantes nominados.  Seguir leyendo

King Kong: reivindicando a la bestia

Ilustración: Mayo Bous/Cachivache Media

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

Ayer fue soberano de una isla y ahora es un espectáculo de circo. Subido en lo más alto del Empire State observa, afligido, que el reino de sus captores parece infinitamente más grande que el suyo. Las avionetas le molestan como moscas, y como a moscas él las aplasta una por una. Al final, desiste de la lucha y cae. Se ha resignado a la idea de que la civilización, una vez más, doblegó a la barbarie.

Esta es la versión de King Kong con la me quedo de las tantas películas que le han hecho. Prefiero olvidar esa otra historia a lo “Bella y Bestia” donde una rubia de Hollywood somete a un monstruo con el encanto de sus ojos y el molesto chirrido de sus gritos de auxilio. Seguir leyendo

Dale like y comparte este artículo

Imagen: marketingland.com

Por: Alejandro Amaro Seguí (Tomado de Cachivache Media)

Hace un tiempo tuve que explicarle a la mamá de un amigo mío que la mayoría, para no decir todos, de los posts de Facebook con la foto de un niño minusválido, o con secuelas de quimioterapia, eran falsos. Le dije, “no es que las imágenes estén trucadas con Photoshop, sino que el origen de esas cadenas no tienen la intención de ayudar al enfermo, sino ganar dinero cuando se hacen virales”.

El encabezado de tales fotos es siempre el mismo: presentan los problemas o enfermedad que padece el enfermo y luego “Like y comparte, comenta Amén”. Esta última parte indica que la exhortación está pensada en esencia para personas creyentes, no solo porque deberían ser las más piadosas –y si no lo son, lo aparentarán en las redes sociales al menos–, sino porque, por definición, son las que están convencidas que con su apoyo espiritual puedan lograr algún bien. Seguir leyendo

Los quince o el dilema entre realidad y representación

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

Uno de los fenómenos más lamentables y visibles del subdesarrollo radica en el divorcio ridículo entre objeto y símbolo, es decir, entre realidad cotidiana y representación. Ya ni siquiera nos extrañamos cuando en una cafetería las enormes y atrayentes imágenes de comida que se usan como decoración contrastan con la oferta, a veces pobre, a veces muy poco atractiva. Es de lo más común, pues, tener que aceptar una realidad incapaz de competir con la representación, o, visto desde otro punto, aceptar una representación que traicione de una manera tan hipócrita la realidad.

El caso de las fotos de quince me parece el ejemplo más burdo. No creo que exista un vínculo directo entre el subdesarrollo y la antigua tradición de celebrar el paso de una muchacha a la madurez. Las fotos de quince comenzaron en una época en la que el simple acto de tomarse una fotografía ya era un acontecimiento. Lo que sí me parece obvio es el vínculo entre el subdesarrollo y la monstruosa institución que hoy día constituyen Los Quince en nuestro país. Utilizo la mayúscula sin titubear. En nuestro país existe el Estado, el Matrimonio, la Iglesia y Los Quince. Se trata de una degeneración absurda que amenaza cada día los hogares cubanos. Tres cosas se esperan con antelación en el hogar cubano: la muerte, la boda y Los Quince de la niña. Las dos primeras cada vez se esperan menos.  Seguir leyendo

Jugando a programar en serio

Jornada Científica en la Facultad de Matemática y Ciencias de la Computación de la Universidad de La Habana. Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: Maite López Pino (Tomado de Cachivache Media)

El patio interior de la Facultad de Matemática y Ciencias de la Computación de la Universidad de La Habana vuelve a convertirse en una feria expositiva tecnológica ambiciosa y casi surreal. Proyectos con simuladores, realidad aumentada y videojuegos dan muestra de todo lo que se hace en Cuba en materia de ciencias de la computación.

En esta ocasión se celebró la clausura de la Jornada Científica Estudiantil, cuya temática fueron los videojuegos. Además de sesionar espacios expositivos de instituciones como el ICAIC, SIMPRO (Centro de Investigación y Desarrollo de Simuladores), y CITMATEL, también se premió el trabajo realizado durante toda la semana por estudiantes de la institución.

Seguir leyendo

Carcajadas responsables

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

“La risa es un ser malicioso, pero de conciencia tranquila.”

Nietzsche

Por: Dario Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

Entre las tantas cosas que sobran en este mundo están aquellas personas que te recuerdan las bondades de la risa. Están de más los alegres que te piden una carcajada sin conocerte, o peor, sin haberte contado siquiera un chiste. También pululan por ahí esas frasecitas suaves y digeribles que invitan a sonreír simplemente porque “la vida está llena de cosas buenas”. Por si alguien duda de la cientificidad de estos aforismos con lentejuelas, existe todo un ejército de revistas serias y doctores de renombre que prometen larga vida y cutis frescos a quienes ejercitan los no sé cuántos músculos de la cara con una carcajada. En fin, que si seguimos al pie de la letra el omnipresente convite estaríamos todo el día riendo como idiotas, que es decir: siendo idiotas.

Seguir leyendo

El arte del error: vivir para ver

Exposición GlitchMix not an error en la Real Embajada de Noruega en Cuba. Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: Yudith Vargas Riverón (Tomado de Cachivache Media)

I. User and password

Desde marzo y hasta el próximo mayo está abierta al público la exposición GlitchMix not an error, como parte de la hasta ahora fructífera colaboración entre la Real Embajada de Noruega en Cuba y el estudio Figueroa-Vives. Por novena ocasión, ambas vecinas instituciones (queda una al lado de la otra)han demostrado que cuando se quiere, se puede. Sobre todo, en lo que respecta a impulsar proyectos curatoriales que no siempre encuentran justo amparo en los predios oficiales. La muestra en cuestión impulsa por vez primera en nuestro país el llamado glitch art, o arte del error. El diálogo transcrito a continuación resume en breves palabras qué es un glitch:

– ¿Qué es un glitch?

Seguir leyendo

Kewelta, el tiempo dirá

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Rachel D. Rojas (Tomado de Cachivache Media)

Hace apenas un año, Carlos Manuel García Vergara regresó a Cuba con un nuevo proyecto. Esta Kewelta (ahora con dos derivaciones: una Red Social de Publicidad y su complemento de pago Kewelta Promo) llega luego de un gran preámbulo, que incluye un tiempo de su creador en Alemania, “hablando con personas de primer nivel del mundo de la tecnología, de la publicidad, con comunidades de cubanos”, además de su experiencia previa en el micro mundo de los anuncios en Cuba durante más de 10 años.

El de Kewelta ha sido un resurgimiento inesperado, considerando sus orígenes como una lista de correos colaborativa, en la Universidad de La Habana durante 2005. Un proyecto que, rápidamente, adquirió tales dimensiones que Carlos Manuel, su fundador, tuvo problemas por congestionar el tráfico de los servidores. Seguir leyendo

Deadwood: una joyita pre-Cachivache

Poster promocional de Deadwood. Imagen: pinterest.com

Por Fernando Luis Rojas (Cachivache Media)

Cachivache Media cumplió un año. Parece más. No existía hace diez, cuando HBO trasmitió la última temporada de la serie Deadwood.

Saben el destiempo que teníamos –hoy menos– para “capturar” materiales de acuerdo a intereses diversos. No puedo precisar cuándo se dio la cabrona coincidencia entre una comida a base de chop suey y la escena de Mr. Wu y esos puercos que comen gente. Desde entonces el chop suey me sabe diferente, como reminiscencia de un acto de canibalismo.

Eso es Deadwood: la consagración del diálogo entre realismo e historia norteamericana.  Seguir leyendo

Reguetón cubano o… todo está fresa


Los panelistas inician el debate después de terminado el documental Reggaetón Revolución: Cuba en la Era Digital. De izquierda a derecha: La Diosa (Dianelis Alfonso Cartaya), reguetonera; Carmen Souto musicóloga especialista de la Casa de las Américas; Marcos Junco, productor independiente; y Marcos Juárez, director del departamento de música latina en la compañía estadounidense de reproducción de música digital Pandora Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: Maite López Pino (Tomado de Cachivache Media)

La cubanoamericana Lisette Poole presentó hace muy poco su documental Reggaetón Revolución: Cuba en la Era Digital en la Real Embajada de Noruega en La Habana y cuando aún pasaban los créditos comenzó el debate. En casi veinte minutos, Poole lo anuncia todo: cómo funcionan las casas de grabación alternativas, la producción de este género, la importancia vital de “El paquete” para su diseminación… el estilo de vida de los exponentes de este género y el concepto de negocio que ha sido pilar de esta industria underground.

Pero solo se queda ahí, en la anunciación. Luego de ver el documental tal pareciera que ser reguetonero cubano es la quinta esencia del éxito como artista en Cuba. Muchos nos quedamos esperando el punto de inflexión donde se habla de por qué es un género censurado en los medios de comunicación masiva cubanos. Tampoco llegó el momento para criticar la forma de presentar la imagen de la mujer como apenas algo más que objetos, la hegemonía patriarcal y la violencia de género que abundan en los productos audiovisuales de esta manifestación artística.

Seguir leyendo

Un epitafio para los RTS

Por: Alejandro Pérez Malagón (Tomado de Cachivache Media)

Los millenials jugaron RTS. Y la Generación Z juega MOBA. Si eres un lector asiduo a Cachivache Media debes saber ya que RTS es una sigla inglesa para el castellano “Juego de Estrategia en Tiempo Real”. Y MOBA significa Multiplayer Online Battle Arena, término que raras veces se lleva al español. Si no los sabes, ahora lo sabes.

Ambos son géneros de videojuegos –nunca está de más decirlo como servicio al despistado–. Buscando una analogía en los juegos de mesa, los RTS se parecerían al ajedrez y los MOBAs al… ajedrez con menos fichas, si se jugara por equipos y te encargaran mover solo un alfil. La diferencia esencial que tienen sobre sus contrapartes de mesa es que tanto los RTS como los MOBA no fomentan en sus jugadores la amable costumbre de esperar a que cada participante haga su movida. Esto los hace mucho más dinámicos, antisociales y estresantes.

Seguir leyendo

South Park: la evolución del humor y la corrección política

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Alejandro Amaro Seguí (Tomado de Cachivache Media)

Dentro de pocos meses se cumplirán veinte años desde que por primera vez se emitiera South Park (SP) en la cadena televisiva norteamericana Comedy Central. Con el capítulo titulado Cartman Gets an Anal Probe, era de esperarse que esta serie no siguiera el rumbo de otras como The Simpsons. Si bien esta última, aunque contenga una dosis satírica y crítica bastante severa, con varios niveles de interpretación, viene dirigida a una audiencia más general, una sitcom animada que los niños podrían ver “en compañía de un adulto”. En cambio, la de Trey Parker y Matt Stone en raras ocasiones debería ser vista por niños, e incluso los adultos pueden quedar muchas veces con la sonrisa frustrada ante la complejidad de las cuestiones que el show decide satirizar o parodiar.  Seguir leyendo

¿Manténgase alejado del alcance de los niños?

Foto: Fernando Medina Fernández / Cachivache Media.

Por: Eileen Sosin Martínez (Tomado de Cachivache Media)

La escena ocurre en una calle de El Canal, en el Cerro habanero. A eso de las cinco o las seis de la tarde, se escucha un revoltijo de voces infantiles, que ríen, gritan, se defienden, atacan… “Mijo, ¿¡pero tú eres mongo!?”. “¡Dale, dale…!”. Los niños están jugando en red, conectados por Zapya, cada uno con su tablet. Sentados en un contén del barrio.  Seguir leyendo

Firewatch: como si leyeras una novela

Fotograma de Firewatch.

Por: Javier Montenegro (Tomado de Cachivache Media)

Son pocas mis experiencias con videojuegos que me provoquen cuestionamientos como persona, o al menos despierten una reflexión acerca de la naturaleza humana. Por lo general, los juegos que lo logran son pequeñas obras indies, con una propuesta muy bien definida y desarrollada en pocos minutos de partida. Y precisamente son estas las razones por las que Firewatch me parece maravilloso: narra una historia sin pretensiones ni tesis grandilocuentes y con una idea concisa: el videojuego también funciona como storytelling.

Seguir leyendo

Alejandro Pérez y los frijoles mágicos

Foto: Ernesto Matrascusa / EFE.

Por: Yudith Vargas Riverón (Tomado de Cachivache Media)

I. Currículum Vitae

Con más de 400 materiales audiovisuales en su haber, el realizador cubano Alejandro Pérez es hoy mundialmente conocido. Pero antes de ser mundialmente conocido, el realizador cubano Alejandro Pérez era un ciudadano común, graduado de la Facultad de Medios Audiovisuales del ISA, especializado en fotografía. De hecho, el ciudadano Alejandro Pérez dio sobradas muestras de su talentoso ojo tras la cámara en varias películas cubanas. Pero siempre coqueteó con el videoclip.

La vaquita Pijirigua, del cantautor cubano Pedro Luis Ferrer, fue el primer videoclip que dirigió Alejandro Pérez, hace 28 años. Y su buen karma y duro currar le han procurado una próspera y larga carrera desde entonces. Hoy, Alejandro Pérez ha trabajado con y para artistas de fama nacional e internacional: Marc Anthony, Pitbull, Descemer Bueno, Paulina Rubio, Enrique Iglesias. Al hijo de Julio le ha hecho varios videoclips; incluso Bailando se convirtió en un fenómeno en youtube al alcanzar los 600 millones de vistas online. Y ese fue solo el detonante.  Seguir leyendo

El hombre como animal doméstico

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

Pondré un ejemplo hipotético. Se atrapa un pájaro en el bosque y se le suelta en una vivienda humana. ¿Cómo verá el pájaro ese mundo extraño sin tierra ni árboles? Las superficies lisas, la simétrica disposición de las lámparas, soles o lunas en miniatura que se encienden y se apagan arbitrariamente. La tecnología, digámoslo así, es una anomalía en el orden natural. No en un sentido peyorativo, claro. De igual modo podemos pensar en la naturaleza como un espacio en bruto. Quiero decir que la tecnología es acaso la huella más visible de una especie que ya es anómala de por sí. Una navaja suiza no encuentra lugar en el ciclo del bosque. El hombre, el único de los animales que tiene conciencia de sí mismo, es un accidente evolutivo, y la tecnología es la huella que deja sobre un mundo que antes marchaba por su cuenta, alejado de cualquier alteración.

Sin embargo, lo que más va a extrañar al pájaro de la vivienda humana no será la tecnología en sí, que no podrá comprender (el milagro de la luz eléctrica o del hormigón armado). El pájaro se extrañará por las líneas rectas, por los círculos perfectos que escasean en el medio salvaje, por los almohadones sellados cuyo material interior es un misterio. En la era moderna, la tecnología no solo se caracteriza por su condición de tecnología, sino por su inescrutable apariencia de producto terminado. Me explico: los teléfonos móviles y computadoras son artefactos cuyo funcionamiento se nos oculta. La piel de un almohadón no solo es la protección de su relleno, es también aquello que oculta el relleno al cansado hombre que se sienta.  Seguir leyendo

La maquinaria de Bailando en Cuba

Imagen: Portal de la Televisión Cubana.

Por: Maite López Pino (Tomado de Cachivache Media)

Jara y Osmany resultaron ganadores de la primera edición de Bailando en Cuba y junto con los premios (una beca en una prestigiosa escuela de danza de Italia, un trofeo y una medalla), también marcaron una pauta –ellos, el jurado y los realizadores del programa– en la manera de disfrutar e interpretar el baile cubano hoy.

Los medios nacionales han hecho su agosto con Bailando en Cuba, su modelo de producción, la calidad y conocimientos de sus conductores, la experticia de sus jurados… tal y como sucedió con Sonando en Cuba. Y es que las propuestas televisivas nacionales que se asemejen de alguna forma a productos internacionales reconocidos, traen en su signo la adoración o condena visceral por parte de la audiencia y medios nacionales. 

Seguir leyendo

Colón Cultural: arte y comunidades periféricas

Foto: Cortesía de Colón Cultural.

Por: Alejandro Amaro Seguí (Tomado de Cachivache Media)

El Consejo Popular Colón es uno de esos barrios que, cuando se mencionan en ciertas circunstancias, hacen que las cejas del interlocutor se levanten. Ubicado en Centro Habana, está limitado aproximadamente por Galiano, Malecón, Prado y San Rafael. Desde los tiempos de la República fue considerado una de las zonas de tolerancia más populares de La Habana, y en la actualidad su panorama sigue siendo gris. Su estado inmobiliario es un vaivén de casas destruidas junto a otras totalmente remodeladas, la mayoría preparadas para servir de alquiler a extranjeros. Muchos de sus vecinos pueden ser encasillados en las diversas categorías en las que se piensa cuando se dice “marginados sociales”. Su cercanía al Casco Histórico y al Malecón habanero lo ha convertido en un importante centro turístico, de ahí que la relación de los pobladores con residentes foráneos esté mayormente mediada por tratos económicos.

Con semejante contexto, un joven local decide que hay que hacer algo para contrarrestar de alguna forma ese proceso. Nada bueno puede resultar de la conjunción de factores como la reproducción de estereotipos culturales para complacer el ojo extranjero predispuesto, la persecución del dinero motivada por la locación geográfica, el bajo nivel adquisitivo, el hacinamiento, los índices de criminalidad, y una vida artística prácticamente inexistente. Toda una ironía esto último, considerando la ubicación de varios centros culturales importantes en las cercanías del barrio. 

Seguir leyendo

Los hijos lúdicos

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Maykel González (Tomado de Cachivache Media)

El observador e indagador de poco mérito conocerá que B suele sentarse definiendo una ligera curvatura, hablar con respeto, casi en tono gentleman, mantener la mirada en el monitor, incluso cuando le habla al cliente, y nunca cruzar las piernas. Tampoco separarlas mucho una de la otra, ni juntarlas de modo que se rocen. Ni acostumbra separar sus dedos cadavéricos del click del ratón.

Hoy se escucha la vocecita honrada de B explicándole a un cliente: ah, tenemos este que es como el Dark Souls, pero menos difícil. Ya que te gustan los RPG, sabes muy bien de lo que te hablo.

Si B le quitara seriedad a su función, dijera “si le descargas, si te cuadra” en lugar de “si te gustan”.

Si B le quitara seriedad a su función, no lo hubiera jugado casi todo: ha terminado cientos de títulos. Ha empezado otros cientos. 

Seguir leyendo

Girls: las ganas de estar en otro lugar

Imagen: freim.tv

Por: Gladys Marlenys Quesada (Tomado de Cachivache Media)

Si ya pasas de los veinticinco, no tienes hijos, no te has casado, no eres todavía la promesa que te dijeron cuando niño, si aún el dichoso sentido de la vida no tiene sentido para ti, este es el momento. Déjalo todo, corre y ve Girls. Ellas tampoco saben qué hacer.

Girls llegó a mí un día, por casualidad, mientras estaba en la universidad. Por entonces intentaba vivir el momento y no la necesité a diferencia de lo que me sucede ahora. Porque el destino sabe y la ficción es un maestro que aparece cuando el alumno está listo, la serie regresó para que me reconciliara con mi presente. Es la terapia post universidad/pre treinta.

Seguir leyendo

Cuando mi cuerpo se convierta en tu cuerpo

Eleonora Fabiao, encargada de impartir el taller, durante un performance en Río de Janeiro. Foto: Felipe Ribeiro. Tomada de thetheatretimes.com

Por: Laura Liz Gil Echenique (Tomado de Cachivache Media)

Escribo porque creo en la palabra generadora de acción, en la palabra tierna que conmueve y agarra de la mano a quien se deja agarrar. Escribo porque quiero encontrarme contigo en el espacio vacío que queda entre las letras. Mientras tecleo, siento que tus ojos leen mis dedos, que palpo tu respiración y tu deseo de continuar el viaje. Sé que a la artista/doctora/amiga Eleonara Fabião no le importará que use su mismo programa para crear otra experiencia. En realidad, esta es una experiencia totalmente nueva, totalmente viva.

Con este texto intentaré responder tres interrogantes que nos hicimos varias veces durante el taller que inspiró este comentario: algo que sabes hacer. Algo que nunca has hecho. ¿Un imposible?

Seguir leyendo

Cómo la humanidad traicionó al ADN (III)

Ilustración: ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Por: Julio Rodríguez (Tomado de Cachivache Media)

La singularidad del homo sapiens

Por si hubieran dudas acerca del carácter excepcional del ser humano, considérese el pulso evolutivo entre las especies enemigas.

En El relojero ciego, Dawkins define como enemigo de una especie a “las otras cosas vivas que trabajan para hacer difícil su supervivencia”. Los leopardos son rivales de las gacelas puesto que se las comen. Pero las gacelas también lo son de los leopardos porque se esfuerzan en no ser comidas. Si durante cientos de años ocurre un incremento en la velocidad de las presas, los depredadores deberán acelerar lo suyo en aras de no quedarse rezagados. Y a cada avance en la capacidad de estos, sus víctimas deben corresponder con un incremento evolutivo en su habilidad para no ser capturadas. Bajo ese sistema ningún contendiente adquiere una ventaja demasiado significativa; si el depredador se excede en la actualización podría exterminar las especies de las que se alimenta, y si a estas se les va la mano el depredador moriría de hambre. Eventos así no suelen ocurrir puesto que el mecanismo adaptativo no coloca en las especies mucho más de lo necesario para garantizarles la supervivencia.  Seguir leyendo

Qvacall, todos los servicios de Cubacel en la palma de tu mano

Presentación de Qvacall, durante el primer Sábado de Software en La Habana. Foto: Fernando Medina Fernández.

Por: Maite López Pino (Tomado de Cachivache Media)

Carlos Henry se reestrenó como padre hace dos meses. Las malas noches y el ajetreo familiar lo han alejado un poco del que podría decirse es su primer hijo, pero ya vuelve al ruedo con más funcionalidades y mejores prestaciones para su aplicación Qvacall.

La idea de la apk partió de la necesidad de contabilizar el tráfico y consumo de saldo de los móviles de sus compañeros de trabajo. Así surgió QvaCall, una aplicación de estadísticas que poco a poco se ha convertido en una sombrilla de servicios y comandos activada en más de 160 mil móviles cubanos.

“Ofrecemos información que en Cuba es de difícil acceso. Saber las estadísticas de tus llamadas, el consumo de las mismas, a quién llamas más, cuantos mensajes envías… en todos los países tienes conexión con tu proveedor y él tiene sitios web donde se desglosa ese tipo de información. En Cuba el desglose de tu cuenta móvil es un servicio pagado que requiere tu presencia física en una oficina comercial de ETECSA y abonar tres CUC”.  Seguir leyendo

Reseñando la primera caja codificadora cubana con sistema operativo Android

Prueba de la set-top box GELECT HD-WA17. Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: Jorge Noris (Tomado de Cachivache Media)

Mucho se ha hablado de la set-top box (también conocidas como cajitas) GELECT HD-WA17 con Android que se comercializará próximamente en nuestro país. Por estos días tuvimos la oportunidad de atravesar las puertas del cuartel general de la Empresa Industria Electrónica (EIE), dedicada a su fabricación, la misma que en el año 2006 fabricó un millón de televisores ATEC-Haier. Los de EIE accedieron a tener un contacto con nosotros para traerles detalles sobre este dispositivo, que ha tenido el privilegio de ser el primero con sistema operativo Android que se fabricará y comercializará en Cuba.  Seguir leyendo

Aplicaciones móviles made in Cuba: nadando sin salir al mar

Foto: Fernando Medina Fernández / Cachivache Media.

Por: Maite López Pino (Tomado de Cachivache Media)

Amanece en La Habana, es un sábado de febrero y el malecón se ve raro y desierto debido al Campeonato Iberoamericano de Triatlón, cuya ruta pasa por esta zona. En un punto de la larga avenida se reúnen jóvenes que pagan dos pesos moneda nacional para entrar al parque tecnológico capitalino Hola Ola. En el mismo lugar se agrupan también otros jóvenes, pero por motivos distintos. Llegaron al recinto con la intención de participar en un encuentro de desarrolladores de aplicaciones móviles, resultado de los esfuerzos de la Unión de Informáticos de Cuba, los Joven Club de Computación, el Club Tu Android y #ClickKuba. Estas instituciones juntaron fuerzas para celebrar, por primera vez, el Sábado de Software en La Habana. 

Para los desarrolladores de aplicaciones en Cuba, la cita devino una perfecta tribuna y una oportunidad para salir de detrás de las pantallas de ordenadores y móviles, conocerse e intercambiar sobre las aplicaciones desarrolladas.

Un usuario que se hace llamar PPP, comentó en un post del blog del Club Tu Android: “me llegué y no sabía que era el primer encuentro. Me gustó mucho la idea de hacer este tipo de cosas. Vale diez mil la idea de hacerlo. Un encuentro donde estén todos los conocedores de aplicaciones para teléfonos, tanto iOS como Android”. PPP propuso una mayor plaza para los próximos encuentros, “lo mejor sería hacer algo como esto en Pabexpo, con todas las condiciones, igual que las ferias de Informática, Tecnología, Salud, etc. Mil puntos a la idea de crear una comunidad como esta”.

Seguir leyendo

The People vs O.J Simpson: el show debe continuar

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

 

Por: Darío Alejandro Alemán (Tomado de Cachivache Media)

“Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo”

Albert Camus

Por lo general, prender el televisor es abrir la carpa de un gran circo. Ante nosotros se desata entonces el más surrealista de los espectáculos, presentado ya no por un bigotudo hombre de gabán rojo y altoparlante en mano, sino por una rubia famélica con minifalda y aspecto de maniquí. El circo invita a todos a su función y todos corren a comprar tiques. En este show los payasos se esfuerzan en provocar llantos, el sombrero del mago saca billetes de lotería en vez de conejos, y desnudos acróbatas nos enseñan de sexo con pornografía hardcore. Con el tiempo el público se adapta y ya no espera que el trapecista salga airoso de sus saltos mortales, más bien ansía una desastrosa caída para reír como tontos. Pero de vez en vez se encuentra algún acto salvable de cierto artista renegado a las nuevas tendencias que impone este tipo de show. Vaya, pues, a reservar asientos para The People vs O. J. Simpson. 

Seguir leyendo

El elegido de Nauta Hogar

René Valentín Acosta, usuario de la prueba piloto del proyecto Nauta Hogar, caminando por las calles de La Habana Vieja. Foto: Fernando Medina / Cachivache Media.

Por: Alejandra Garcia (Tomado de Cachivache Media)

René Valentín Acosta González camina a paso apurado por la calle O’farril, en La Habana Vieja, rumbo a su casa. Sus 60 años no se disimulan. Lo delatan la mirada cansada detrás de sus espejuelos, la barba descuidada de un par de semanas y el andar levemente torpe. Dentro de una maletita negra maltratada por los años lleva, a todos lados, una laptop, la misma que usa cada día para conectarse a internet desde su casa, gracias a un dispositivo ADSL que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) le ha facilitado. René es un señor al borde de la tercera edad, pero también es uno de los dos mil seleccionados en la zona para formar parte de la prueba piloto del proyecto Nauta Hogar, monitoreado por ETECSA. 

Seguir leyendo

Un año conversando de tecnología, cultura y sociedad

Ilustración: Kalia León / Cachivache Media.

Un equipo de investigadores de la CUJAE que experimenta con robots creados en su propio laboratorio. Un canto al ser humano hermoso y vanguardista en forma de cómic que cumple sesenta años. El origen de los “memes”, esa palabra que parece servir para designar cualquier cosa. Cómo se gestiona una red autónoma de más de 20 mil personas en la capital. El cotidiano desafío de los desarrolladores cubanos que sueñan con startups. Usos y abusos del Zapya. Danys Cabrera, el hombre responsable de que esa gigantesca maquinaria de comunicación llamada El Paquete llegue cada semana a los hogares de toda Cuba. Las luces y sombras de las comunidades de videojugadores en el país. El largo camino de la evolución humana. Historias que teníamos muchísimas ganas de contar desde una misma publicación.

Para ello surgió Cachivache Media, una plataforma digital cubana interesada en fomentar la discusión sobre el impacto social de las nuevas tecnologías (y la consecuente cultura digital en torno a ella).  Seguir leyendo

Cuatro Estaciones, un Conde viejo y un Papa joven

Las Cuatro Estaciones. Foto: Netflix.

Por: Berta Carricarte (Tomado de Cachivache Media)

Un hombre solo, en una calle oscura, se aproxima a una muchacha muy delgada, en short, dueña de un viejo almendrón que languidece parqueado frente a su vetusta casa. Al final de la escena la calle se llena de un humo tupido que se extiende sobre la noche tragándose a la ciudad. Con esa imagen rara y fascinante, empieza Vientos de Cuaresma, primer capítulo de la miniserie titulada Cuatro estaciones en La Habana, estrenada por Netflix, en los días finales de 2016.

Seguir leyendo

El museo como templo

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Carlos Ávila Villamar (Tomado de Cachivache Media)

El templo auténtico es aquel que permanece inhabitado, porque solo el espacio inhabitado es verdaderamente sacro. Las personas contaminan nuestra realidad, la vuelven un tránsito, un objeto que se recorre y que sirve para esto o para lo otro. Los largos huesos de ballena al fondo de un museo pierden su aura mística cuando hay más personas observándolos. Las personas nos quitan el gozo incomparable de sentirnos descubridores del mundo. Lo ideal es encontrar los huesos al final de un corredor, y dejar que nos sorprendan por sí solos. Tal vez (y esta es una observación muy personal) exista un mecanismo en el cerebro humano que elabore, cuando no hay nadie más, un sujeto genérico. Al entrar en un cuarto vacío éste de algún modo pierde su materialidad, su carácter de objeto, quiero decir. Sentimos que el cuarto nos observa, que hay otra presencia en el aire que nos está juzgando. El hombre como especie no debió haber sido diseñado para estar solo. En mi opinión la soledad es, de hecho, un estado de sutil alteración de la conciencia. Penetrar en un templo inhabitado es entregarnos por un instante a un sujeto desconocido, que nunca vamos a conocer (de hecho) aunque nos acompañe, en manifestaciones diversas, a lo largo de nuestras vidas. No es tan difícil entender la fe de las masas en tiempos pasados.  Seguir leyendo

Un café y nueve películas a la espera de la estatuilla

Imagen: newyorker.com

Por: Laura Liz Gil Echenique (Tomado de Cachivache Media)

A solo unos días de la gala de premiaciones de los Premios Oscar 2017, el próximo 26 de febrero, la estatuilla por la Mejor Película se la disputan nueve filmes (La La Land, Manchester by the sea, Fences, Hidden figures, Moonlight, Lion, Hacksaw Ridge, Arrival y Hell or High Water), cada uno con una carrera más o menos exitosa dentro del marco de festivales y premios del pasado año. Como es habitual predomina el drama como el hilo conductor, y se incluyen otros géneros, en esta ocasión el musical, la ciencia ficción, el drama bélico, el western y el thriller, todos orgánicamente trabajados desde la historia de personajes para nada superficiales.

Estos nueve títulos serán los primeros en la lista de la mayoría de los cinéfilos para los próximos meses, en un abanico que va desde los que disfrutan las películas con rositas de maíz hasta los que analizan las trayectorias de directores y elencos. Seguir leyendo

Barbara Millicent Roberts: la historia

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Yudith Vargas Riverón (Tomado de Cachivache Media)

“Mirror mirror on the wall: who´s the fairest of them all?”

I. Catarsis necesaria

Ella tiene la culpa. Ella inició el régimen tortuoso de las dietas imposibles. Ella impuso medidas arbitrarias a los cuerpos femeninos. Ella es la responsable de los odiosos 90–60–90. Ella, la oxigenada. Ella, la alta jirafa. Ella, Doña Perfecta. Es ella y no otra la culpable.  Seguir leyendo

El duelo: o la incapacidad de ver la realidad

The Crown

Por: Javier Montenegro (Tomado de Cachivache Media)

The crown es una serie espectacular. ¿Los motivos? La fiel recreación histórica, el impresionante vestuario, los escenarios por donde se desplazan los personajes, las buenas actuaciones… Me detengo ahí porque la lista es bien larga y no es a lo que quiero referirme. Uno de los grandes méritos de la serie es el intento de humanizar a un grupo de personajes que solemos sacralizar, pero son tan terrenales como nosotros. The Crown se centran en la Reina Isabel II, su hermana Margarita, su padre el Rey Jorge VI, su hermano el Duque de Windsor y Winston Churchill. Y es a este último personaje al que quiero referirme, específicamente a lo que ocurre en el episodio nueve (Assassins).

Una de las líneas narrativas del episodio es el regalo de ambas cámaras del Parlamento para el primer ministro en su 80 cumpleaños: un retrato suyo encargado al pintor modernista Graham Sutherland. Seguir leyendo

La poesía de nuestro asesino interior

Assassin’s Creed. Foto: 20th Century Fox.
Assassin’s Creed. Foto: 20th Century Fox.

Por: Félix Manuel González Pérez (Tomado de Cachivache Media)

“Mírame con desprecio, verás un idiota. Mírame con atención, te verás a ti mismo”

Charles Manson

En algún momento de nuestras vidas, todos (absolutamente todos) hemos experimentado el impulso electrizante de querer matar. En esto voy a ser categórico, aunque se incomoden nuestros lectores más tiernos o los cristianos más apasionados. Al final si se molestan mucho y sienten ganas de matarme estarían probando mi punto. Una situación de ganar-ganar.

Y esto no lo digo solo yo. Sigmund Freud en su Tótem y Tabú explica que primero viene el deseo de matar, y solo después aparecen las razones (legitimaciones) que llevan a dar el siguiente paso, (léase “paso” como disparo, puñalada, estrangulación, etc., si les resulta más ilustrativo).

Según la archiconocida tesis de Freud todos tenemos dentro el apetito de asesinar, pero solo pocos lo satisfacen toda vez que encuentran un escenario que les permite actuar con la suficiente impunidad como para no detenerse a medir las consecuencias. El tipo de impunidad/inmunidad que puedes encontrar, por ejemplo, en los videojuegos.

Seguir leyendo

“El vinilo está asesinando al mp3”

Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.
Ilustración: Mayo Bous / Cachivache Media.

Por: Rafa G. Escalona (Tomado de Cachivache Media)

“El vinilo está asesinando al mp3”

La frase que da título al trabajo la encontré en una foto de las tantas que la comunidad de fanáticos de los LP sube a Instagram, una de esas que muestra un catálogo esplendoroso cobijado en estantes que simulan ser rústicos pero que si te fijas traen la marca de Ikea debajo.

Resulta que desde hace unos meses formo parte de la masa de hipster retronostálgicos que han sacado del ataúd al disco de vinilo. Un miembro de la comunidad responsable del “vinyl revival”, que hasta entrada de Wikipediadefiniendo el problema tiene, vamos. La culpa, en mi caso particular, supongo que la tiene el jazz, Nick Hornby, el periodismo musical y mi gusto por palpar los placeres. Una excusa tan mala como cualquiera, pero es lo que hay.

Seguir leyendo